Vuelve tus mañanas más productivas

Hoy en día hay muchos distractores, por lo que cuesta trabajo concentrarse en el trabajo. Pero si haces algunos cambios en tu rutina matutina, puedes mejorar tus funciones cognitivas según la neurociencia.

1.- Duerme de siete a ocho horas

En la actualidad, según la Asociación Americana del Sueño, dormimos sólo seis horas y eso no es suficiente para ser productivos a lo largo del día. Dormir menos de siete horas afecta a la glándula pituitaria que regula tu apetito, humor, estado de alerta y, a la larga, tu resiliencia a lo que pasa a tu alrededor.

2.- No tomes café en cuanto despiertes

Si sigues cansado en la mañana y quieres despertar, no tomes café. Es muy probable que estés deshidratado, y el café es diurético. Le estás quitando agua a tu cuerpo en lugar de darle lo que necesita. Es mejor empezar con un vaso de agua, una taza de agua caliente con limón o con té de cúrcuma. La cúrcuma mejora la memoria y la concentración, por lo que es una buena elección al despertar.

3.- Estírate

Hacer el saludo al sol, ponerte de cabeza o simplemente acostarte en el suelo con las piernas apoyadas en la pared ayuda a oxigenar el cerebro. Puede que no tengas mucho tiempo antes de trabajar como para hacer toda una rutina, así que no te preocupes. Dedícale sólo unos minutos y verás cómo tu cuerpo comienza a despertar. Meditar por 12 minutos también ayuda a que estés calmado y puedas resolver problemas con mayor facilidad.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

4.- Desayuna lo mismo y al mismo tiempo

Puede sonar aburrido, pero comer lo mismo y al mismo tiempo todos los días fortalece tu ritmo circadiano y ayuda al proceso de digestión. Comidas como el huevo, aguacate, salmón, nueces o semillas y frutos rojos ayudan a tu cerebro. Es mejor evitar pasteles, pan blanco o dulce, cosas con mucha grasa y cereales dulces. Éstos, en lugar de ayudar, te causan letargo.

5.- Comienza con las tareas más difíciles

Los neurotransmisores como la serotonina bajan más o menos como a las tres de la tarde. Por eso nos sentimos cansados a esa hora. Aprovecha la mañana y competa las tareas más difíciles, porque después de las 3 p.m. se te hará muy complicado terminarlas.

Si comienzas a introducir estos hábitos a tu rutina matutina tendrás un mejor desempeño a lo largo del día. Puedes empezar con un sólo consejo e ir uno por uno, así se te hará más fácil.

Comentarios de Facebook