Estrategias de ventas: 7 secretos de regalo para vender más

Comanda tus estrategias de ventas
Tiempo de lectura: 4 minutos

Las buenas estrategias de ventas son aquellas que se piensan, se planifican y se crean con objetivos bien delimitados, lo que significa que la improvisación no cabe en este mundo. El mejor vendedor es el que va al grano y da la información suficiente como para que el posible cliente se sienta feliz con lo que escucha; así que, si quieres vender más, entonces ya sabes que debes comenzar por la estrategia.

Para entendernos mejor, te explico en pocas palabras de qué trata esto de las estrategias de ventas:

Es más simple de lo que se cree, hace referencia a todos los planes que llevan a cabo en una empresa para vender sus productos o servicios. Son los movimientos que hace un director de orquesta diciéndole a sus músicos qué acordes utilizar y en qué momento hacerlo.

Lo ideal es que las estrategias de ventas respondan a varios factores, como por ejemplo:

  • Buena comunicación
  • Objetivos a lograr
  • Planes de ventas
  • Recursos a utilizar
  • Forma de trabajo

Aunque en realidad lo más importante es que esté alineada con el modelo de negocio, porque cada uno tiene su ADN y lo que funciona en un caso, puede no funcionar en otro.

Comanda tus estrategias de ventas

7 secretos para potenciar tus estrategias de ventas

Lo cierto del caso es que en la actualidad tenemos muchas posibilidades de vender gracias a la tecnología y las plataformas digitales, sin embargo, puedes contar con los recursos más efectivos, pero si no los utilizas de la forma correcta no verás resultados.

Fíjate en los siguientes secretos para que comiences a aplicarlos:

  1. Conoce tu producto si no sabes qué estás vendiendo, nunca podrás vender de una forma efectiva. Tienes que hacer el trabajo de hallar el código simbólico de tu producto y hacerlo brillar con todas las de la ley en tus estrategias de ventas.
  2. Estudia a tus posibles clientes ¿en qué mercado te quieres mover? Conocer esto es vital por varias razones, pero la principal es que para armar una estrategia lógica tienes que saber cómo comunicarla; si no hablas a tus clientes en el mismo código que ellos utilizan, nunca te comprarán.
  3. Menospreciar el poder de las emociones es un error grave porque las personas quieren que les movamos las fibras del alma, si no eres capaz de hacer eso, todo lo que hagas será en vano. A veces no alcanzamos buenos resultados simplemente porque no nos tomamos el tiempo de profundizar en detalles tan pequeños como estos.
  4. Mientras más básico y sencillo, más efectivo ¿realmente quieres vender? Entonces deja de parecer y comienza a hacer, a mostrar con claridad la razón por la que una persona debería permitirte cerrar una venta; eso se logra con un lenguaje claro.
  5. Muestra la acción en tu comunicación y eso se logra de una forma muy efectiva utilizando verbos de acción, tan sencillo como decir las palabras adecuadas en el momento preciso.
  6. Todo lo que digas debe responder a tus estrategias de ventas de lo contrario estarás improvisando y ya sabemos que eso es un problema grave.
  7. Muestra opciones porque al cerebro le gusta ver varias cosas para poder escoger, analiza bien tu producto y dile a los prospectos que tienen diferentes alternativas de acuerdo a sus realidades. Por eso los paquetes son tan utilizados, forman parte de una manera ideal de ofrecer varias cosas al mismo tiempo.

Si vas a vender, hazlo bien, así que prepárate, si quieres vender más una estrategia de ventas pensada será siempre la mejor alternativa.

Ser vendedor es muy complicado y cuando no sabes vender el tema es peor, el error es que hablamos mucho pero decimos poco, este es un negocio de echar menos carreta y vender más, desgastarte menos y vender más.

Cuando sabes vender no hace falta exagerar, no necesitas ponerle más salsa al asunto, simplemente tienes que decir las palabras correctas en el momento correcto. El mal vendedor se vuelve pesado y le cuesta moverse con libertad.

Los clientes son del vendedor, cuando el vendedor es realmente bueno, los clientes son tuyos. En este sentido, no hay un mejor negocio que invertir en tu cerebro, en tu mente, en tu capacitación y conocer sobre el mundo de las ventas es una gran inversión para lo que sea deseas lograr en tu vida.

Uno de los objetivos de tus estrategias de ventas debe ser mover las palpitaciones de quien te escucha, pero eso no lograrás como por arte de magia, tienes que ponerle ganas y conocimiento.

¿Vendiste? Y ¿ahora qué?

Es normal pensar que el proceso de venta se termina cuando alguien compra y por ello las estrategias de ventas llegan hasta allí. Pero la realidad me ha enseñado que después de vender se abre un mundo de posibilidades que podemos aprovechar.

Se llama postventa y es una etapa a la que, si no se le presta la atención adecuada, traerá muchos problemas. Este seguimiento “después de” es muy importante, aprender cómo llevarlo te resultará vital para tus objetivos.