Un experimento en Nueva Zelanda sostiene que trabajar un día menos es lo más productivo para las empresas

¿A cuántas horas de la felicidad está tu equipo de trabajo? Un estudio hecho en Nueva Zelanda asegura que a 32.

La firma Perpetual Guardian hizo un experimento con sus empleados que, a más horas de trabajo, más productividad en sus equipos.

Básicamente todo se reduce a esta ecuación: empleados que trabajan menos horas es igual a empleados más felices. Empleados más felices es igual a mayor productividad en tu empresa.

El experimento

La firma neozelandesa le pagó a su equipo la misma cantidad de dinero, pero trabajando un día menos por semana. Es decir, un total de 32 horas semanales. Los resultados fueron tan sorprendentes que la empresa consideró hacer el cambio permanente.

Los resultados

Entre los hallazgos más importantes encontraron:

  • El 24 % de los empleados manifestó haber tenido un mayor balance en el cumplimento de sus tareas laborales y del hogar.
  • Los empleados volvieron a trabajar con más energía la semana siguiente.
  • En la evaluación final se consideró que el equipo fue mucho más creativo al momento de encontrar soluciones para diversos retos.
  • Aumentó la asistencia al trabajo entre el personal.
  • También fueron más puntuales en su hora de llegada.
  • En la jornada diaria la mayor parte del equipo administró muchísimo su mejor el tiempo.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

 

No se trata de trabajar menos, sí de ser eficientes

Jarrod Haar, profesor de recursos humanos de la Universidad de Tecnología de Auckland, asegura que con este experimento la carga de trabajo era la misma, solo que se hizo en menos tiempo.

El experto aseguró que el punto neurálgico de este experimento no era trabajar menos por el mismo sueldo, pues los resultados de Perpetual Guardian o de una prueba similar en Suecia, afirman que en ocasiones los empleados podrían estar trabajando más bajo este modelo, pero de manera mucho más eficiente y balanceada.

¿En conclusión? Si realmente quieres una empresa productiva y con buenos resultados, empieza a poner más interés en tus empleados y su bienestar. Recuerda: no son máquinas, son personas con sueños, familias y aspiraciones.

Tu amigo y mentor,

Jürgen Klarić.

Comentarios de Facebook