Tiene 80 años y dicta cursos de tecnología, ¿qué te limita a ti?

Entiéndelo de una vez: el límite lo pones tú. No es un simple cliché, en la mayoría de los casos las limitaciones están en tu mente. Y no me malinterpretes, no estoy diciendo que en el mundo no haya adversidades reales, que no haya circunstancias que puedan dificultar el alcance de tu objetivo, porque las hay, pero créeme cuando te digo que el gran desafío está en tu mente y en los miedos que te están comiendo.

Aquí te pongo el ejemplo del argentino Juan Savio, un abuelo de 80 años, que no solo aprendió de forma autodidacta a usar los softwares de diseño más avanzados como Photoshop, Illustrator y Autocad, -y cuando te digo “aprendió” es que los aprendió a dominar como cualquier otro jovencito-también enseña a otros adultos mayores a usar un computador, a manejar Whatsapp o hacer una videollamada en Skype.

Juan Silvio, abuelito tecnológico

 

Estas son las lecciones que podemos aprender de él:

 

  • Adiós excusas

Sí, es cierto, Juan siempre estuvo en contacto con la tecnología desde muy joven, pero eso no le resta importancia a lo que ha logrado. La tecnología hoy crece a pasos tan agigantados que, lo que era novedoso ayer, hoy ya es obsoleto, así que su éxito estuvo en mantenerse actualizado.

En otras palabras, él nunca dejó que la edad le pusiera una fecha de vencimiento a su pasión y siguió preparándose, siguió aprendiendo.

¿Cuál es tu excusa para no empezar a caminar hacia tu meta? ¿la edad? ¿el dinero? ¿el tiempo?

  • Nunca dejó de aprender

Él pudo conformarse con aprender lo básico, pero decidió cada día ir por más. Tiene hambre y sed de aprender y eso lo mantiene en el ruedo. Cuando te conformas, cuando crees que ya aprendiste o diste todo lo que podías dar, ese día dejas de vivir.  Esto es lo que le dijo Juan al diario El Tiempo: “Me mantengo muy actualizado y estoy permanentemente conectado a la web, eso es lo que hago. He ido a un montón de charlas, y siempre donde había un curso gratuito, ahí estaba yo. Todo eso me ha llevado a donde estoy hoy y a no haber abandonado en ningún momento la computación”.

Si tu excusa es el dinero, haz como Juan apúntate a cursos gratuitos, ve tutoriales en Youtube. Hoy hay mil formas de aprender sin pagar un peso.

Juan Savio

  • Compartió su pasión con otros

Sí, seguramente en tu ciudad hay uno que otro curso de tecnología básica para abuelitos, pero lo novedoso y lo maravilloso de los cursos que da Juan es que él puede entender a la perfección cualquier obstáculo que sus alumnos puedan tener al momento de aprender, porque él tiene ¡80 años!

Juan no vio en su edad una limitación, vio su poder. Aprende de él, mira de frente a ese miedo o a ese problema y dile: “eres mi poder, eres mi don”.

¡Nos vemos en la cima!

Tu amigo y mentor,

Jürgen Klarić.

Comentarios de Facebook