Sé el verde que crece en el asfalto

El color cemento se repite cada día con mayor frecuencia en las ciudades. En el año 2017 se construyeron un total de 144 nuevas torres en todo el mundo, cada una de más de 200 metros de altura. Parece que el planeta está cambiando de color; sin embargo, entre tanto gris, el verde de la naturaleza busca la forma de asomarse en cualquier rincón y nos sorprende gratamente.

Son las plantas que crecen en el cemento.

Algunos las llaman plantas espontáneas, porque se cuelan donde nadie las espera, para darnos buenas noticias. Si aplicamos este hecho a la vida diaria, todos podríamos ser esa planta verde.

Una mata que aparece sin avisar para decirle a la humanidad que sí hay posibilidades. Que siempre habrá esperanza, porque mientras se respire, existirá una oportunidad.

Nosotros podemos ser la diferencia, la cuestión está en saber cómo colarnos en medio del asfalto.

Cómo marcar la diferencia

Sentar las bases de un comportamiento que te haga brillar por encima del resto de las personas, hoy es una necesidad.

Bien sea que quieras:

Destacar en el trabajo
Darle forma a tu idea de negocio
Cumplir tus objetivos y sueños

La actitud positiva es realmente importante. Pero es prioritario también que dicho comportamiento positivo vaya acompañado de la acción.  No solo basta decir, también es necesario hacer. En este sentido, bien puedes seguir una fórmula básica:

1. Define lo que quieres.
2. Plantéate cómo lo quieres alcanzar.
3. Trabaja con toda tu fuerza y todo tu espíritu para lograrlo.

Tu actitud inspirará al universo

La buena noticia es que esas ganas de marcar pauta, de ser el color verde que adorna el asfalto gris, se contagian. Se propagan como un virus, sobre todo en estos tiempos de redes sociales, donde tendemos a compartir todo.

En consecuencia, no solo estarás trabajando para ser distinto tu, sino que enseñarás a los demás a serlo.

Tal vez esa sea tu mayor recompensa.

Comentarios de Facebook