Cómo lograr una reunión de trabajo productiva

Conversaciones que no llegan a nada, puntos que nunca se cierran, discusiones en lugar de soluciones ¿te suena familiar algo de esto?, puedo estar recordándote lo que suele ocurrirte en una reunión de trabajo.

Si así es el caso, entonces este post es para ti.

Evidentemente para lograr objetivos necesitas un equipo y para alinearlo requieres reuniones de trabajo productivas en las que puedas:

• Comunicar
• Motivar
• Evaluar
•  Observar

No existe una organización que no necesite de estos elementos.

Por ello solemos pautar encuentros con todos los miembros de un team, pero no siempre nos va bien.

Así que presta atención a estos aspectos que te ayudarán a tener una reunión de provecho.

Cómo lograr una reunión de trabajo productiva

1. Marca tu territorio: Lo primero que debes hacer es identificar tu posición, inspirando en lugar de imponer.

Si vas a dirigir el encuentro toma actitud de líder, de esa forma podrás hacer llegar tu mensaje como te interesa.

2. Escucha a los demás: es importante que practiques la técnica de escucha activa, toma en cuenta lo que dicen tus trabajadores.

Las ideas de los demás pueden llegar a ser muy útiles.

Aprende a planificar para ganar

3. Planifica: antes de una reunión, establece tu agenda de trabajo.

Planifica, toma en consideración los puntos a tratar, fecha, lugar e informa a los asistentes esos aspectos relevantes.

Tener una agenda te ayudará a no divagar para cumplir con los objetivos y captar el interés de los asistentes.

4. Sé preciso: La mayor responsabilidad cae en los hombros de quien dirige la reunión.

Así que es importante considerar estas ideas a la hora de hablar:

Evita los monólogos

Busca la participación

Ten seguridad en ti y lo que estás informando

Usa el humor para romper el hielo.

5. Controla a los asistentes: Las discusiones, en muchos casos, son inevitables. Cuando se den, debes evitar tomar partido por alguno de los participantes.

Impide la creación de bandos y siempre que se pueda lleva la temática a un ambiente neutral.

En el caso de que te veas involucrado dentro de la disputa, escucha.

Luego intenta tomar la posición del otro, eso te ayudará a comprender la situación sin ponerle mucha emoción al caso.

6. Toma nota: No te olvides de llevar una minuta con los puntos tratados en la reunión y los acuerdos fijados.

Puedes designar al alguien desde el inicio que se encargue de ello.

Con la planificación adecuada, definiendo tu posición y un correcto manejo de la sala, todo irá viento en popa para una reunión de trabajo productiva.

Tomando en cuenta que se acerca navidad y queremos dejar todos los pendientes listos para poder descansar.

Comentarios de Facebook