Qué tipo de empresario quieres ser

Ser empresario es un concepto que engloba muchas características y habilidades.

Una papá es empresario de su hogar, un abogado también puede serlo de su firma, igualmente un maestro o constructor.

La enciclopedia de clasificaciones los definen como “individuos, que suelen ser dueños de un medio de producción o servicio, que deciden tomar un riesgo dentro del ámbito económico”.

Aquellas personas que siempre están en la búsqueda de algo mejor.

Tienen la cultura de la mejora continúa grabada en su subconsciente.

Entonces, es su actitud lo que los hace distintos.

Pues tienen una forma particular de desarrollarse y entrenar su mente para conseguir sus metas u objetivos.

Actitudes ante la vida que los hace convertirse en un empresario en particular.

¿Ya sabes en cuál grupo estás tú?.

Identificarlo te servirá para dibujar tu modelo ideal de persona de negocios y conseguir lo que te propongas.

Presta atención:

El empresario innovador

Ama poner en práctica ideas novedosas, constantemente piensa en “hacerlo diferente al resto”.

Es un revolucionario, quien aunque encuentre algunos baches en el camino, sabe cómo superarlos.

Amante del peligro

La audacia lo caracteriza, toma riesgos, se va por caminos que parecen rocosos.

No solo busca el crecimiento de su negocio, sino también de él como persona.

En algunos momentos cae, pero siempre llega a la cima orgulloso del camino recorrido.

Soñadores

Son quienes se quedan en el aprendizaje, los libros, los vídeos y estrategias, pero les cuesta ir a la acción.

Aunque si trabajan duro por llevar todas sus ideas o sueños a la práctica, pueden ser los más grandes.

Planificador

Tiene en su mente el plan nuestro de cada día.

No permite que comience una jornada sin que esté todo fríamente calculado.

La planificación es importante pero nunca será el momento ideal para actuar, siempre habrá obstáculos.

Si te gusta planificar, recuerda también llevar el plan a la acción.

Hazlo ahora, en el camino irás ajustando.

Caza oportunidades

Tiene buen olfato para los negocios, le da al mercado lo que necesita.

Si tienes esta habilidad y logras cultivarla, podrás ser el nuevo Jeff Bezos.

Resilientes

Su historia parece estar llena de desafíos y retos que han forjado su carácter.

Es de los fuertes, no dejará que nada lo distraiga de sus objetivos.

Dependientes

Necesita del socio ideal para iniciar con su gran proyecto, cree que solo no lo logrará.

Esto puede retrasar su éxito, la salida es confiar en sus habilidades y decisiones.

Sabiendo que equivocarse duele pero también vale.

Recuerda que todo empieza en el ser, luego debes hacer para tener todo lo que imaginaste para ti.

¿Cuál de estos empresarios eres o quieres ser?.

Comentarios de Facebook