Qué puedes aprender de un juego de fútbol

El fútbol es un deporte que despierta pasiones, eso lo convierte en un juego tan atractivo que ha conquistado audiencias en todo el mundo.

Solo por nombrar una estadística el año pasado 350 millones de personas vieron la final de la Liga de Campeones entre Juventus y el Real Madrid.

¿Te imaginas 350 millones de personas sentadas ante la pantalla de un televisor compartiendo sentimientos a pesar de que existe mucha distancia entre cada uno de ellos?.

Eso y más logra el fútbol. Ahora, la cuestión es la siguiente:

¿Qué podemos aprender de ese juego? ¿Cómo podemos aprovechar todo lo que tiene por enseñarnos?, además de volvernos locos por un resultado.

Presta atención a esta lista, te será de mucha ayuda saber que el fútbol no solo se trata de fanáticos discutiendo y gritando gol.

4 cosas que puedes aprender del fútbol

1. El fútbol es un juego esquemático que responde a instrucciones, indicaciones, o nociones del entrenador.

Todas dependen de una planificación, entonces, podemos comenzar a poner en práctica esa idea en nuestras vidas:

Planificar y ordenar a veces es importante; hacer de esto una práctica te hará más productivo.

2. El juego que hace de las suyas con quienes lo adoran, tiene mucha acción, roce, jugadas, ataques, goles en contra y a favor.

Un compendio de aspectos que surgen por el movimiento, la acción.

Siempre será una buena jugada ir por lo que quieres, moverte. Salir a jugar.

3. Pero además el balompié tiene disciplina. Esos 22 hombres en cancha no están ahí por casualidad.

Decidieron dedicar su vida a un oficio exigente tanto mental como físicamente.

Para lo que necesitan disciplina, seguir un paso a paso que los lleva del gimnasio a la cancha no solo para aguantar 90 minutos, sino para soportar lo que se viene después.

¿Qué tal si le pones disciplina a todo lo que haces o emprendes? Tendrás resultados tipo CR7.

4. Por otro lado, no existe ningún escenario más importante que el fútbol en lo que a las emociones se refiere.

Emocionar, es una forma de innovar, marcar tendencia, dejar huella. Las emociones nos hablan en un idioma que se queda tatuado en nosotros.

¿Qué tal si comienzas a emocionar con todo lo que hagas?. Emocionarte también vale.

Pero lo más importante, el fútbol puede enseñarte humildad. Hacerte saber que si bien es cierto los resultados dependen de tu desempeño, al frente tienes un rival al que debes ver moverse.

En definitiva, un juego de fútbol puede hacer mucho por todos. La cuestión es que sepamos apreciar el momento más allá del grito de gol.

Comentarios de Facebook