Qué le pasa a tu cerebro cuando alguien le dice que “no”

Una de las cosas que siempre me sorprende es como tu crees que funciona tu cerebro.

Te convences que las cosas se hacen de una manera, hasta que te das cuenta de tu equivocación.

Por ejemplo:

Crees que puedes con todo. Piensas que realizar muchas tareas al mismo tiempo te hará más eficiente y productivo.

¡Equivocado!

La ciencia ha demostrado que el cerebro humano no puede manejar más de una tarea al mismo tiempo.

Hacer muchas cosas a la vez no es ser muy inteligente.

Es no saber cómo funciona tu cerebro.

Así de sencillo.

Otra creencia popular es esta:

Necesitas estar descansado para ser más creativo.

¡Pues No!.

Todo lo contrarion sí requieres de tu cerebro fresco para análisis y lógica.

Pero una mente cansada es más bien creativa.

Como esas, das muchas cosas por seguras que no son así.

Qué pasa cuando te dicen NO

¿Sabes cómo reacciona tu cerebro ante una respuesta negativa?.

Cuando escuchas la palabra “NO”, tu cuerpo se estresa y el estrés genera más cambios en el funcionamiento de tu cerebro.

Varios estudios científicos demostraron que estar expuesto a experiencias estresantes, en un largo plazo, disminuían el tamaño del hipocampo.

La parte del cerebro encargada de crear recuerdos, como una memoria interna.

¡Alerta!

Fíjate bien cómo reaccionas a los “NO” que recibes día a día.

Tendrás muchos de ellos en tu vida así que debes estar preparado.

Lo importante no es lo que te pasa, sino qué haces con ello.

Por eso tienes que aprenser a sobrellevar un “NO”. A buscarle la vuelta para que no te afecte.

Porque cuando reaccionas de una forma negativa, rechazando el hexho, te estresas y ya sabes lo que le pasa a tu cerebro.

Si respondes tranquilamente, analisas el asunto, estás haciendo uso de tu inteligencia y conscientemente puedes tomar las decisiones más adecuadas.

Cuando el cerebro reacciona a un “NO” lo hace basado en sus inseguridades, miedos y experiencias pasadas.

No es objetivo.

Es lo menos apropiado para dominar la situación que esté ocurriendo en ese momento.

El secreto es no dejar que el estrés te domine.

Toma un respiración profunda y empieza a responder a los “NO” con una gran sonrisa.

Comentarios de Facebook