¿Qué harías si te dijeran tu fecha de muerte tres meses antes?

¿Qué piensas de la muerte?.

Ya sabes que vas a morir en algún momento, es lo único seguro que tienes.

¿Pero te diste la oportunidad de pensar de verdad en lo que ella significa?.

Deberías hacerlo. Es una probabilidad.

También que te de cáncer, ganes un premio, te rompan el corazón o tengas algún accidente.

Son situaciones que puedes vivir.

Aún así vives como si fueras invencible o infinito.

Te encargas de postergar planes, evitas adquirir mejores hábitos, cuidas de todos menos de ti.

¿Qué pasa cuando te dicen que ese tiempo tiene un límite?.

Cuando caes en cuenta que cada día se resta a los que tienes por vivir.

Existe una fecha de expiración.

Varios estudios afirman que quienes han experimentado episodios cercanos a la muerte, tienen un actitud diferente ante la vida.

Hacen cambios en su trabajo, vivienda, ocupación y aspecto físico.

Es normal que eso pase. Que debas vivir una situación extrema, para que decidas vivir bien.

¿Por qué no hacerlo diferente hoy?. Empezar a vivir tu vida al máximo.

Cómo ganarle un paso a la muerte

Se trata de que aprendas a ganarle a la muerte.

Sacarle el jugo a cada experiencia, persona, sonrisa, lágrima; hasta cada trozo de chocolate.

Ser agradecido hoy y trabajar por lo que quieres, sin remordimientos, ni rencores o lamentos.

Cada día vivido es una bendición, un regalo que te dieron con la única condición de que lo vivas bien.

Cada día es una práctica, para ser mejor en todo lo que puedas.

Mejor persona sonriendo a quien esté abatido y conquistando la mejor actitud cuando la vida te de con todo.

Ser mejor padre, a tus hijos te los prestaron para ser tus grandes maestros; te enseñarán humildad, paciencia y amor.

Ser un buen trabajador, tu oficio es tu alegría, comprométete con echarle ganas.

No te vayas a dormir sin haberlo dado todo, intentado todo, deja la piel en tus ocupaciones.

Que nunca tengas que decir “pude haberlo hecho mejor”.

Puede ser mejor hermano. Piensa que la familia es como tu primera escuela.

Te formará, te dará herramientas y acompañará por el resto de tu vida.

Incluso si le das la espalda en algunos momentos.

No esperes que te quiten algo de vida para empezar a apreciarla.

No dejes que pasen los años para mirar atrás y suspirar por lo que hubiera podido ser y no fue.

Al final te arrepentirás de lo que no te atreviste a hacer.

Pero estarás orgulloso de todo aquello que hiciste, incluso si no salió bien.

Comentarios de Facebook