¿Porqué debes cuidar el ADN de tu Marca Personal?

La evolución de la tecnología, específicamente Internet, nos ha cambiado. Hace algunos años quienes teníamos la inquietud de comunicar nuestras ideas y conocimientos, nos enfrentábamos a una tarea salomónica, que pocas veces lograba su cometido. Hoy, esa misma evolución, es responsable de cierta facilidad en el proceso y nos ha llevado a convertirnos en una Marca Personal.

El dilema se presenta con varias inquietudes en la mente ¿cómo debo darle forma a mi Marca Personal? y ¿cómo hacerlo de manera efectiva?; la buena noticia es que ya no es tan difícil como en otros tiempos, además, contamos con una serie de herramientas, que por haber sido creadas en el mundo moderno, nos ayudan a simplificar el proceso.

A raíz de ello, esa realidad cambió, porque no solo tenemos la facultad de comunicarnos con un gran número de personas a la vez; sino que esa conexión, establecida a partir de dicha comunicación, nos brinda la oportunidad única de crear con la audiencia una relación muy poderosa, capaz  trascender tiempo y espacio.

Qué es el ADN de Marca Personal

Todo lo que publicas en la web o redes sociales, deja una huella, una huella que debes cuidar. Se trata, específicamente, de tu ADN de marca personal.

¿Cómo lo perfeccionas?. Aquí te van algunas ideas:

  • Sé honesto con lo que dices, escribes o publicas, para que puedas diferenciarte del resto.
  • Comunica ideas que impacten, ofreciendo siempre contenido de valor.
  • Respeta la comunicación con tus seguidores, si alguien se interesó en lo que dices, tu misión es cultivar ese interés y hacer crecer esa relación.
  • Ofrece solución a la necesidad de las personas.
  • Muésta empatía.
  • Sé paciente, la construcción de una buena reputación online requiere pasos y no zancadas.
  • Sé valiente, la victoria es de quien lo intenta así se lo esté comiendo el miedo.

¿Cómo se construye una Marca Personal?

Aunque no lo creas es más fácil de lo que piensas. Porque la edificación de una estrategia que pretende ponerle tono de marca a tu persona, se basa en ti mismo y en todos aquellos valores que posees y comunicas.

Se trata de divulgar un mensaje con base en tres aspectos importantes:

  1. Lo que eres
  2. Aquello que haces
  3. Eso que logras

Al final del día, si las personas te identifican por esos atributos y te convierten en un ser memorable gracias a esos valores que trabajaste para comunicar o dar a conocer, habrás sacado un 20 en la materia.

Así que comienza por:

  • Establecer tus objetivos de marca
  • Dejar ver tu talento, eso es lo que los demás están buscando
  • Dar a conocer tu voz, lo que opinas o sabes sobre cierta materia (tus especialidades o habilidades)
  • Nunca dejes a un lado tu esencia, lo natural, eso que vino contigo es tu ADN y siempre será mejor que cualquier otra estrategia que pretendas mostrar
  • Conviértete en una persona coherente con lo que dice
  • Atrévete a hacer que las cosas sucedan

De aquí en adelante lo que resta es proyectarte. Para ello, las redes sociales en la actualidad se han convertido en una plataforma importante.

No las dejes a un lado, te acompañarán de noche y de día como aliadas estratégicas del éxito.

Comentarios de Facebook