¿Por qué se te está quemando el cerebro?

El cerebro es el responsable de todo lo que te ocurre en la vida.

¿Te ha pasado que llevas tiempo sin entrenar, un día vas al gimnasio y sales con la lengua afuera?.

¿Si te tomas unas vacaciones te cuesta volver a tu ritmo de trabajo habitual?.

Estás mal.

Quiere decir que estás fuera de forma mental y físicamente.

Estás subutilizando tus músculos y tú cerebro, los dos se están quemando.

Porque se sienten cómodos con tus hábitos. Ellos también tienen su zona de confort.

Un lugar aburrido, donde nada pasa.

Entonces cuando intentas algo distinto, se quejan.

Pero la buena noticia es que tu cerebro está preparado para transformarse y adaptarse.

La neuroplasticidad lo demuestra.

¿Cómo funciona la neuroplasticidad?

Simple, te explico.

Tu cerebro se compone de millones de neuronas que transmiten información entre ellas.

Tus habilidades, conocimientos y comportamientos nacen de estas conexiones.

Se van repitiendo cada vez que te enfrentas a una situación; ya saben qué hacer, cómo actuar.

Acostumbras a que tu cerebro tenga una ruta predestinada por seguir.

Lo pones flojo.

Ahora, ¿qué ocurre cuando cambian las cosas?.

¿Pasa algo nuevo?… si!.

Tu cerebro entra en cortocircuito y se va quemando.

Tu cuerpo completo entra en emergencia y pasa factura. Te sientes mal física y emocionalmente.

Empiezas a culpar situaciones externas, que no tienen que ver contigo.

Es común que te comportes así.

Pero cuando entiendes que tú eres responsable y puedes tomar decisiones diferentes, todo cambia.

Tu mismo te fastidias la vida y tú mismo puedes decidir no hacerlo.

Ahí las cosas empiezan a cambiar.

En ese momento tendrás
mayor control sobre lo que te ocurre y tus neuronas harán nuevas conexiones.

Cómo si dijeran “podemos hacerlo diferente, hay otro camino”.

Esto es tan bueno que te permite hasta modificar hábitos malos.

Sustituyéndolos por otros mejores como cuidar el ambiente, practicar ejercicio y ser feliz.

Tienes un poder que te da flojera utilizar.

Tu decides si cambiar o seguir igual. Es cuestión de querer hacerlo.

Cómo cuidar tu cerebro

Empieza a tomar consciencia de esas malas costumbres que tienes a diario y sustituyelas.

Harás que tu cerebro y neuronas estén en forma ante cualquier situación.

Te darás la oportunidad de ser una persona distinta a la que eres hoy.

Más activa, más preparada, más exitosa y más feliz.

Puedes ser excelente, tienes lo necesario para convertirte en una persona excelente.

Sólo practica y saca provecho a lo que sabes hacer bien.

Comentarios de Facebook