Neuromúsica para marketing empresarial

Utilizar música para campañas publicitarias no es nada nuevo, tan es así que hay al menos una canción de alguna marca en nuestra mente. La recordamos toda simplemente por lo pegajosa que es, puede que ni siguiera nos interese el producto. La ciencia a comprobado que hay una asociación fisiológica y anatómica del área motora del cerebro y la auditiva. Por eso bailamos y nos ponemos de buenas con ciertos ritmos. Ahora, si esto lo han logrado grandes músicos, es mejor con un estudio científico detrás.

Lo cierto es que los medios digitales de ahora nos exponen a millones de estímulos. Hay cosas que se quedan en nuestra memoria de manera inconsciente y eso es a lo que apuntan las marcas. Por eso es mejor ir a lo seguro, pues con ayuda de la tecnología, neurociencia y programación ya no hay que ver si sirve o no, el éxito es seguro. Según investigaciones de la Universidad de Stanford es el ritmo y los movimientos de la banda sonora lo que funciona en campañas publicitarias. Por lo que hay que determinar qué notas, acordes, ritmos y sintonías producen emoción, captan la atención y quedan en la memoria.

Más de Jürgen Klarić ↓

Para lograrlo se hacen maquetas musicales que se van probando a lo largo del proceso y se hacen los ajustes necesarios. El experto utiliza los datos que tiene de la interpretación que hace la mente de la melodía que escucha. Con esto se logra que haya evolución del estado de ánimo, se incita a la compra y se genera una mayor percepción de la experiencia. En resumen, se trata de notas musicales y emociones que pueden ser medidas y orientadas a una meta específica.

 

Comentarios de Facebook