Lo que tu departamento de recursos humanos debe evitar

Para que tu empresa funcione al cien por ciento, es necesario tener contentos a tus empleados. Pues sin ellos no podrías hacer crecer tu negocio. Así que presta atención a las siguientes situaciones, porque las debes evitar a toda costa.

1.- Expectativas

No contrates al nuevo personal dadole falsas expectativas. Si bien es una buena forma de atraer nuevos talentos no vas a poder mantenerlos. Al final se decepcionaran y se iran a una empresa en la que realmente puedan crecer. Esto tampoco te beneficia en nada porque en en lugar de enriquecer tu empresa con nuevo conocimiento te estancarás. Asimismo, si vas a someter a tu empleado a un periodo de prueba ponle por escrito lo que esperas de él. No lo engañes prometiendo pagos o prestaciones que no le vas a dar y tampoco le prometas que va a tener libertad creativa si no es así.

2.- Jerarquías

Las jerarquías sirven para mantener el control. Pues tomar decisiones y llevar a la empresa así un camino definido significa que alguien debe tomar las decisiones. Si los empleados se saltan las jerarquías, no se puede avanzar. Cada quien hace lo que mejor le parece de acuerdo a sus beneficios propios. Es importantísimo marcar bien los roles de tus empleados y ver que todos cumplan con su papel. Esto no significa que todo debe ser estricto todo el tiempo, pero si debes ser firme cuando sea necesario.

Más de Jürgen Klarić ↓

3.- Discriminación

No crees grupos de favoritos. Esto es, empleados jóvenes que traen nuevas ideas y representan el futuro de la empresa o viceversa. Preferir y darle mejor preparación a un grupo sobre otro sólo servirá para crear brechas significativas entre tus empleados. Es mejor ofrecer cursos de preparación para todos, no tienen que ser los mismo. Puedes orientar los cursos de acuerdo a lo que necesitas de cada grupo, así ninguno se sentirá excluido.  

4.- Estructura organizativa

Si la empresa lleva años trabajando de un modo y después llega un nuevo jefe que quiere cambiar todo no se puede hacer de un jalón. Mucho menos si no conoce a su personal y su forma de trabajo. Para que los cambios funcionen todos deben estar de acuerdo con ellos. Es mejor tener una reunión con todos los directivos y que juntos lleguen a un acuerdo para que los procesos sean más eficientes para todos. Esto también te ayudará a que todos se comprometan a hacer funcionar la nueva forma de trabajo.

5.- Acoso laboral

Es tan lógico que no se debe hacer que posiblemente pienses que no vale la pena mencionarlo. Pero es algo debemos tener en mente, pues puedes ahorrarte muchos problemas. Si hay un empleado que ya no quieres, por lo que sea, no le hagas la vida de cuadritos. Pues crear un ambiente laboral pesado para un empleado se vuelve una tortura para toda tu plantilla. Sin mencionar el daño psicológico que le estás causando a esa persona. Así que habla con él, busca una manera de solucionar sus problemas o dale una buena liquidación. Siempre es mejor hablar las cosas y llegar a un acuerdo.

Comentarios de Facebook