Aplica las 3 Leyes universales en tu proyecto

El ser humano trata su vida como una tienda por departamentos, artículos para el hogar, niños, papelería, ferretería; pero así no funcionan las cosas y las leyes universales nos dan un claro ejemplo de ello.

Porque nos ayudan a darle un orden correcto a las cosas, haciéndonos entender lo que no tiene una explicación lógica.

¿Por qué ocurren las tragedias?, ¿cómo es posible qué me ocurra esto otra vez?, ¿de dónde habrá salido esta gran oportunidad que no estaba buscando?.

Estas son algunas interrogantes que las leyes universales pueden responder por nosotros.

En este artículo encontrarás algunos datos importantes que te ayudarán a usar estas leyes universales en pro de tu emprendimiento o proyecto.

Así como también a entender de qué va el asunto.

Qué es la ley del mentalismo

Es la primera ley universal. Alguna vez habrás escuchado decir “todo está en tu mente”. Pues esta frase verdadera. Si tienes algunos años como emprendedor, habrás podido constatar su verosimilitud.

Los pensamientos son reales, se forman en tu mente hasta llegar a la vida. Es decir, que si piensas en lo complicado del camino, habrá más obstáculos de lo normal.

Usa esta ley a tu favor, gánale una a tu cerebro.  Lo puedes hacer tomando conciencia de todas las habilidades que tienes para conseguir tu objetivo.

Imagina aquello que quieras lograr, dale nombre, color y forma. En el momento menos esperado descubrirás que lo transformaste en realidad.

Cómo puede ayudarte la Ley de causa y efecto

Toda acción tiene su consecuencia, aquello que te sucede positivo o negativo existe por un origen. Los  éxitos, fracasos, enfermedades, alegrías, responden a algo que una vez hiciste; por ende, te lo mereces.

Queda de tu parte trabajar en tus obras como ser humano, cambiar actitudes para transformar tu vida en un éxito. Procurando que cada respiro obedezca a quién eres y lo que haces, sea parte de aquello que predicas.

Todo esto parece complicado, pero te puede ayudar pensar que cada pequeña acción suma o resta en algún aspecto de tu vida. Desde botar la basura en la calle o sonreír a un extraño, hasta participar en obras de caridad.

En consecuencia, si quieres resultados positivos con todo lo que emprendas, búscalos actuando por y para ellos.

Conoce la Ley del ritmo

Cada fruta tiene su tiempo de maduración, el buen campesino lo conoce, sabe cuándo debe cosecharla, regalarla o dejarla al sol.

Así sucede con cada evento en tu vida, todo tiene su momento.

Como emprendedores deseamos que las cosas sucedan de inmediato, pero la realidad no funciona así.

Muchas veces avanzarás y otras te tocará retroceder, en algunos períodos sentirás que creces así como también tendrás que descender.

Lo positivo de todo es que en el proceso de recuperación del fracaso, surgirán en ti las fuerzas necesarias para darle forma a tu proyecto.

Aprovecha esta ley a tu favor entendiendo que cuando aquello que deseas desesperadamente no ocurre, es porque no es su momento, pero ya llegará para ti.

Comprender estas 3 leyes universales y aplicarlas, te ayudará a desarrollar tu emprendimiento.

Si le pones el mismo empeño que a una estrategia de marketing, verás resultados cósmicos.

 

Comentarios de Facebook