La clave del éxito de Alibaba: el coeficiente del amor

Si pensamos en el factor clave del éxito de Alibaba, el sitio electrónico valuado en 420,000 millones de dólares, lo último que se nos pasaría por la mente es el amor. Sí, el coeficiente del amor (QL), como lo define su fundador,  Jack Ma, es la piedra angular de este negocio multimillonario.  Aquí algunos fundamentos básicos para desarrollarlo según el CEO:

Tan imprescindible como el coeficiente intelectual

“Creo que si una persona quiere ser exitosa, debe tener un alto EQ (coeficiente emocional); si no quiere perder rápidamente debe tener un alto IQ (coeficiente intelectual), pero si quiere ser respetado, debe tener un alto LQ, el coeficiente del amor”. Para Jack Ma las empresas que se destacan logran desarrollar estas tres variables.

La única forma de sobrevivir a la inteligencia artificial

El coeficiente amor es algo que nunca podrán desarrollar las máquinas. “Una máquina no tiene corazón, no tiene alma, y no tiene creencias. Los seres humanos tienen almas, tienen creencias y tienen valores; somos creativos y estamos demostrando que podemos controlar a las máquinas”.

Una organización con protagonismo femenino

El 49 % de los empleados de Alibaba son mujeres. Un número bastante importante para una firma tencnológica. Según el CEO esto es fundamental para que la compañía sea sostenible, ya que para él, cuando hay mujeres y hombres por igual se logra un balance. El magnate afirma que las mujeres agregan la parte emocional que nivela la toma de decisiones.

Servir a otros es una forma de amar

El empresario sostiene que cuando trabajamos para encontrar soluciones benéficas no solo para nosotros, sino también para los demás, el coeficiente amor crece considerablemente. De hecho, el objetivo al crear Alibaba no era ser una máquina de hacer dinero, sino contribuir al crecimiento de muchos negocios pequeños. En la actualidad, el gigante del comercio electrónico ha apoyado a 10 millones de negocios a través de su plataforma digital. “Si quieres que te respeten, si quieres sobrevivir los siguientes 30 años deberías aprender la ‘Q’ del amor, la ‘Q’ de preocuparte por los demás. Así sobrevivirás…”

Amor propio fundamental para desarrollar el QL

Jack Ma es muy enfático en la importancia de desarrollar el amor para elevar el coeficiente amor. “Desarrollar el LQ no es tan simple como parece. Porque para pensar en los demás primero es necesario amarnos a nosotros mismos. La mayoría de las veces no estamos educados para hacerlo. Culturalmente vemos al amor propio como algo egocéntrico y, por ende, negativo. Además, deploramos los aspectos oscuros de nuestra personalidad. Lo que no nos gusta lo ocultamos, lo disfrazamos, lo negamos. Nos enseñan a amar y a respetar a los demás, pero rara vez a nosotros mismos. Sin el amor propio nuestro LQ jamás se elevará. Viviremos buscando soluciones egoístas, competiremos eternamente sin comprender que lo importante es sumar fuerzas, nuestra prioridad jamás será buscar soluciones que beneficien a los otros y aunque alcancemos el éxito económico, posiblemente vivamos ensombrecidos por el miedo que nos tenemos a nosotros mismos”.

 

Interesante, ¿cierto? Cuéntame, ¿cómo está tu coeficiente del amor?

 

Tu amigo y mentor,

Jürgen Klarić.

 

 

 

 

Comentarios de Facebook