Identifica qué está matando tu espíritu emprendedor

¿Quieres cambiar tu vida pero sin complicarte mucho con aquello del espíritu emprendedor?

Estás mal.

Porque para cambiar tu vida, tienes que arriesgarte.

El emprendimiento es un riesgo total. ¿Estás dispuesto a asumirlo?

Si tu respuesta es no, entonces de una te digo que algo está matando tu espíritu emprendedor.

Tus ganas de salir adelante están marcadas por el miedo.

Y eso te está anulando.

¿Cómo puede un futbolista cobrar con tiro desde el punto penal si le tiene miedo al arco?

El espíritu emprendedor se opaca cuando le das fuerza a tus inseguridades.

Si llegas a ese punto y no buscas una solución, no te queda otra que perder.

¡Pero eso está bien!

No te preocupes por las derrotas, significa que te moviste.

Las cicatrices de haber perdido, son la prueba de que estás vivo.

¿Por qué sigues dando paso al miedo?

¿Por qué permites que te controle?

Termina con eso hoy.

Cómo potenciar tu espíritu emprendedor

Entonces sólo te queda preocuparte por algo:

Cómo salir de ese hueco.

Lo primero es cambiar tu actitud y forma de pensar.

Entiende que nada es absoluto y el que no se anima a cagarla, jamás podrá jugarla.

Atrévete, equivócate, apuesta por ti.

Defiende tus ideas pero hazlo con certeza.

Tu espíritu emprendedor se merece eso y mucho más.

Ten en cuenta lo siguiente:

Todo lo malo del mundo te puede pasar a ti.

Aprende a vivir con eso.

Pero te imaginas qué pasaría si en lugar de lo malo, te pasa algo muy bueno.

Así es la vida, un día ganas y al otro pierdes; aunque tal vez puedes ganar otra vez.

¿Qué es lo lógico entonces?

Arriesgar, jugártelas todas.

Ya después te tocará recoger los platos rotos.

O fabricar la pega que te ayude a repararlos.

¿Cuál trabajo prefieres hacer?

Comentarios de Facebook