Guía definitiva para elegir el nombre de tu emprendimiento

Elegir el nombre de tu marca o emprendimiento puede ser todo un dolor de cabeza. Una elección errónea no solo puede retrasar el ascenso del proyecto, puede sepultarlo antes de nacer. Acá cinco claves que te ayudarán a dar con el nombre indicado sin morir en el intento:

1.-  Debe ser corto, fácil de recordar y pronunciar

Por muy atractivo o profundo que pueda escucharse una palabra en húngaro o en alemán, debes recordar que el nombre de tu empresa debe ser, ante todo, fácil de recordar, leer y pronunciar. Entre más sencillo, más fácil se posicionará en la mente del público objetivo.

2.- Debe ser trascendente

No te conformes con el nombre refleje el producto o servicio que ofreces. Por favor, si vendes jabones no le pongas “Jaboles Solís y Martínez”. No, el nombre debe resumir, -y mejor si lo hace en una sola palabra- la historia o valor que quieres que se asocie a tu emprendimiento.

 

      Más contenido de Jürgen Klarić ↓

 

3.- Cuida que el nombre no tenga connotaciones negativas

Investiga muy bien si la palabra que elegiste no tiene algún significado o asociación negativa en otros lugares. Gracias a la riqueza e idiosincrasia del castellano, algo que en Bolivia puede ser inofensivo y trivial, en Colombia podría ser una barbaridad. ¡Investiga bien!

4.- Verifica que no esté registrado por otra empresa

Antes de enamorarte ciegamente del nombre que tienes en mente, verifica que no esté registrado y evita invertir en branding e impresión de papelería sin haber verificado su disponibilidad, no querrás botar tu dinero y esfuerzos antes de iniciar, que esto es lo más barato que puede pasar,  imagina todos los conflictos legales que podrían ocurrir.

 

      Más contenido de Jürgen Klarić ↓

 

5.- Un nombre que sea versátil, mas no genérico

Busca un nombre atractivo, que refleje la personalidad y naturaleza de tu marca, su filosofía, pero que a la vez pueda adaptarse si la razón de ser cambia  o se amplía la gama de productos y servicios.

Recuerda que la mejor forma de empezar es empezando. Haz una lluvia de ideas, tómate tu tiempo y comparte tus avances con un buen grupo de amigos, más temprano que tarde el nombre llegará.

Comentarios de Facebook