Evoluciona o quédate con tu mente pobre

Lo que pasa por tu mente tiene el poder de definirte y cuando conviertes los pensamientos en acción, abres la puerta del éxito o del fracaso.

Todo depende de lo que piensas y lo que decides convertir en realidad.

Yo siempre he prefiero evolucionar, por condición normal del ser humano eso es lo que toca.

Porque la evolución sí marca una diferencia grande entre lo que eres hoy y lo que serás mañana.

Si no creces, si no te obligas a subir escalones… si no te alejas de tu mente pobre; entonces simplemente serás más del montón.

¿Qué es una mente pobre?

La mente pobre no tiene nada que ver con el dinero o la cantidad de estudios.

Conozco personas que coleccionan doctorados y son muy pobres de mente.

También he visto a otros que sólo venden helados para vivir y no se imaginan el talento que tienen y la calidad humana.

Lo que pasa es que no saben utilizarlo y ese es el problema.

Todos nacemos atados a costumbres y formas de pensar. Tengo que ir a la Universidad, después casarme, comprar la casa.

Vivimos bajo un esquema de mentes pobres a las que les da mucha pereza ir más allá.

¿Qué pasa con las personas que quieren otra cosa?

Brillan con luz propia. Son los que están marcando la pauta del mundo porque decidieron:

• Dejar de pensar en “No Puedo”.
• Ya no le tienen miedo al dinero.
• Aprendieron a vivir de su talento.

Cómo puedes evolucionar

La evolución o el crecimiento personal y profesional, es más fácil de lo que crees.

Sólo tienes que tomar la decisión de crecer.

Es una actitud mental que te llevará a caminos jamás imaginados.

Porque cuando sincronizas tus ideas, tus sueños y las ganas, en nombre de una meta, el resto llega por su cuenta.

Sólo tú puedes dejar a un lado la pobreza de mente, que también se llama miedo.

Así que sacúdete y prepárate para evolucionar.

Comentarios de Facebook