¡Eres mujer y todavía no sabes aprovecharlo!

Ser mujer hoy es una dicha, una alegría, un orgullo.

Pero también una gran responsabilidad. Se espera mucho de ti.

Pero a la vez te hemos puesto en un molde donde debes encajar cueste lo que cueste; y eso es un problema para ti.

Todos esperan que reacciones de cierta forma.

Como mujer debes entender que la mejor decisión, no siempre es la más popular o aceptada por otros.

Te va a tocar seguir el camino sin recibir aplausos ni porras por lo que haces, tendrás que ser valiente.

Cómo camina una mujer

La mujer de hoy debe ser distinta a la de ayer, porque si no, no avanza.

Te toca romper el molde, de eso que esperan que seas, solo porque eres mujer.

Muchas veces harás las cosas con miedo, pero hacerlas aunque temas, vale.

Será valioso, admirable y requerirá todo de ti.

Elegir tu profesión, tus sueños, tu carrera, tus pasiones.

Eso también demandará tu coraje, tu valentía, tu esfuerzo y todo tu ser.

En ambos casos te cuestionarás, en cualquier camino dirás ¿qué hubiera pasado sí?.

Si eres de las poderosas, profesionales con hijos en el regazo:

Mis respetos para ti, no olvides hacerlo tú también.

Recuerda que llevas una maleta más pesada.

Tu abuela quizás jamás soñó la vida que llevas hoy, tu madre lo deseó pero no lo consiguió, pero tú lo estás viviendo.

Imagina lo que le espera a tu próxima generación.

Es tu trabajo educar hijos fuertes.

La gente fuerte crece cuando hay una madre firme que pone las normas, que sabe que hay que sacudirse rodillas y seguir adelante.

Y que lo ha demostrado con el ejemplo.

No será fácil y que bien que así lo sea, porque tienes un compromiso con la humanidad que le da sentido a tu vida.

Muchos mueren buscándolo y tu lo llevas en tu doble cromosoma X.

Comentarios de Facebook