Emprendedor: 8 consejos para optimizar tu tiempo

El tiempo es uno de los recursos que puede medirse con precisión exacta. Puedes sentir que el tiempo te falta mientras emprendes, pero no es así. Lo que ocurre es que no has logrado sacar el máximo provecho de cada hora. En vez de desear días más largos, realiza todas tus tareas en tiempos más cortos. Acá te dejo 8 consejos para hacerlo posible:

1.- Ten una agenda

Puedes tener muy buena memoria y decirme que vas a recordar todos tus compromisos. Cuando se trata de planificar, lo mejor es tener un soporte físico donde veas cuánto tu tiempo tienes disponible dedicar a tus tareas. Distribúyelas como si armaras un rompecabezas y cada tarea fuera una pieza.

Si quieres hacerlo en tu teléfono porque es el que cargas siempre, adelante. La idea es que sepas cuándo vas a realizar cada tarea. Del pésimo hábito de llenar listas de pendientes te he hablado antes.

2.- Establece objetivos y prioridades

Las responsabilidades en tu negocio crecen y cambian, pero nunca desaparecen. ¿Qué vas a hacer para cumplir con todo? No te abrumes. Primero, establece cuáles son los objetivos. Será una guía para saber después qué tareas debes priorizar para alcanzarlos. Hay cosas urgentes y otras importantes. Aprende a distinguir y decídete siempre por atender primero aquello que es fundamental para el bienestar de tu negocio.

3.- Establece la duración de las tareas

Si ya apartaste en tu agenta tiempo para una tarea, respétalo. Claro que hay situaciones externas que de pronto pueden interrumpir tus horarios. Pero mientras no haya estos imprevistos, ajústate al tiempo que estableciste para realizar algo. No abuses de la flexibilidad de tu agenda y te prolongues. Generalmente esto significa un sacrificio de tus horas de descanso.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

 

4.- Establece fechas de entrega viables

El ritmo de trabajo de cada persona es distinto. Sé sincero contigo y con los demás. Comprométete con otros para tener listo en un tiempo realista lo que les ofreces. Mide cuánto te tardas en hacerlo y cuánto tiempo disponible tienes. Acuérdate: si dedicas a un proyecto más tiempo del que prometiste, pierdes dinero. Si prefieres entregar las cosas en la fecha prometida a toda costa, tendrás que invertirle tiempo extra que ya ibas a usar en algo más.

5.- Delega

Ojalá pudiéramos dominar todas las tareas que el negocio exige. Puedes saber cómo funciona cada área, pero difícilmente somos expertos en todo. Reconoce si alguno de tus socios tiene las habilidades para hacerse cargo de una o varias tareas mejor que tú. Podrás disponer del tiempo que te llevaría realizarlas y tienes la seguridad de que van a estar en manos expertas.

También está la opción de contratar a alguien. A veces pagar a un especialista es mejor que “gastar” tu tiempo en una tarea que va a agotarte este recurso.

6.- Aprovecha las horas de mayor rendimiento

La actividad cerebral no responde igual en la mañana que después de comer. Es un asunto biológico: los procesos internos del cuerpo hacen que a ciertas horas del día sientas cansancio y en otras des lo mejor de ti. Identifica ambos momentos y aprovecha en tu agenda aquellos en los que rindes mejor. Sobre todo, acomoda ahí las tareas que ya identificaste como prioritarias.

7.- Descansa

La batería de nuestro cuerpo también necesita recargarse. No sólo se trata de dormir ocho horas por la noche. Mientras trabajas en el día, cada dos horas toma una pausa de quince minutos. Cuando retomes el trabajo vas a tener una aproximación distinta. Tus ideas cobran mayor claridad cuando les das un respiro.

8.- Detecta los distractores

Te llegan tres notificaciones, ves publicidad en la computadora, suena el teléfono y alguien entra a tu lugar de trabajo. En lo que decides qué atender y qué ignorar, ya perdiste tiempo. La concentración es de lo más frágil. Volver a enfocar toda tu atención en la tarea que realizas te va a tomar algunos minutos. Lo mejor es reducir los distractores lo más que puedas.

Comentarios de Facebook