Cuáles son los miedos que te atan a la pobreza

A veces tienes la sensación de ganar menos de lo que vales o tiener menos de lo que mereces. Esos son miedos que te atan a la pobreza.

No te preocupes, no estás solo, de hecho las estadísticas dicen que el 45% de las personas siente que no recibe el dinero que merece por su trabajo realizado.

Si te identificas con esto, entonces te corresponde manejar tus miedo y superarlos.

Ellos son los únicos que se interponen entre tus metas y objetivos.

Te hacen más larga la distancia entre tu trabajado soñado, tu hogar o vacaciones mágicas.

Se visten de otros colores, formas y frases, así que debes identificarlos.

Miedo a la incertidumbre

Es común para las personas no arriesgar más por temor a lo que podría pasar.

Pensar demasiado en el futuro puede ser más aterrador que un trailer de Quentin Tarantino y Stephen King juntos.

Para disminuir un poco esta sensación, planifica paso a paso qué acciones emprender para lograr tus objetivos.

Escribe los recursos que necesitas y cómo se te puede hacer más facil llegar allá.

Miedo al rechazo

Un cliente que diga NO, la inversión realizada no ha retornado como esperabas, dar todo de ti y que nadie lo valore.

Las negativas pueden ser dolorosas, pero por evitarlas, te retienen en la pobreza.

Lo más importante es entender el aprendizaje de cada experiencia.

Un rechazo te hará mejor si así lo decides.

Recuerda no esperes nada de nadie, espera todo de ti.

Miedo al cambio

Cambiar requiere una nueva versión de ti, mejorada, renovada, llena de habilidades.

¿Estas dispuesto a dedicarte a ello? ¿O prefieres quedarte en ese escritorio que te da dolor de cabeza?

Quizás requieras más horas de trabajo y menos tiempo con tu familia, compartir con profesionales que tengan más experiencia que tú y deban corregirte.

Emprender nuevas metas y recorrer caminos desconocidos.

Eso viene en combo, no saber lo que necesitas para avanzar y el paso a tu siguiente nivel.

Es tu trabajo descubrirlo.

Comentarios de Facebook