¿Cuáles son los desafíos del nuevo emprendedor?

El emprendimiento viene en combo con desafíos.

Tendrás que lidiar con ellos. Sin embargo la experiencia puede ayudarte en el camino.

Para los nuevos y jóvenes emprendedores hay algunos obstáculos particulares a enfrentar.

Si estás considerando emprender, piénsalo bien y toma en cuenta todas las variables.

Tendrás que renunciar a algunas cosas

Si quieres dedicarte a ello deberás decir no a aspectos de tu vida que probablemente ames.

Por ejemplo:

Para un negocio de éxito será difícil continuar con tu carrera al mismo tiempo.

Podrás manejarlo al principio, pero una vez se haga grande, te tocará decidir.

También incluso para construir algo sólido tendrás que robarle algo de tiempo a tu familia y amigos.

Retrasar gratificaciones y establecer cuáles son tus prioridades.

Por lo menos por un tiempo.

Si sabes hacerlo, luego entenderás que todo el sacrificio habrá valido la pena.

Construir las bases

Levantar algo desde cero lleva trabajo.

Necesitas dinero para lo que vayas a iniciar. A quienes llevan un camino recorrido se les hace fácil.

Pero para ti que estás empezando, transmitir credibilidad y confianza puede llegar a ser complicado.

No solo necesitas recursos monetarios.

Requieres de un equipo de personas que te ayuden a construir tu negocio.

Si no has manejado personas con anterioridad, puede ser especialmente difícil.

Escoger a las adecuadas para el trabajo que deseas, es una labor de súper héroes.

No solo necesitas profesionales buenos en lo que hagan, sino que tengan los mismos valores que tú.

La idea es jugar para el mismo equipo, tienen que saber cuáles son las reglas y su lado de la cancha.

Tu mayor desafío eres tú

La verdad es que todo lo mencionado anteriormente es jodido.

Te llevará tiempo aprender a dominarlo para usarlo a tu favor.

Hasta que en algún momento se convertirán en competencias que formarán parte de ti.

Como una gran virtud.

Pero existe algo de lo que no te puedes deshacer y ese eres tú mismo.

Los miedos, inseguridades y dudas acerca de tu trabajo vendrán a visitarte varias veces al día.

Debes aprender a vivir con ello.

Sobreponerte a los cuestionamientos sobre tus decisiones.

Creer en ti por lo que eres y quién eres.

Confiar en tu intuición y lo que puedes aportar, solo por ser tu mismo.

Cuando domines esto serás un maestro emprendedor.

Y nuevos y más grandes desafíos vendrán en esa etapa.

Comentarios de Facebook