Conoce las 10 reglas del buen emprendedor

El emprendimiento es una actividad con la que estamos involucrados desde muy pequeños. Pero eso no significa que todos nos convirtamos en un buen emprendedor.

Existen dos razones principales para ello:

1. Estamos socialmente esquematizados, nacemos, trabajamos, nos casamos y nos retiramos a descansar.
2. Cuando intentamos hacer algo distinto, el miedo aparece y nos gana la partida.

Sin embargo, nosotros mismos tenemos el poder de convertirnos, no solo en buenos emprendedores, sino en excelentes emprendedores.

¿La razón?

Estamos física y mentalmente hechos para evolucionar y esa, precisamente, es la base de todo emprendimiento: la evolución.

Siempre queremos ir más alla, solo que en pocas ocasiones sabemos cómo hacerlo.

Hace poco leí un trabajo de investigación que me sacó una gran sonrisa.

Según un informe hecho por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), llamado “Startup América Latina. Construyendo un futuro innovador”, la percepción de América Latina como lugar para emprender e innovar gana cada vez más fuerza.

Por eso y muchas razones, si tienes una idea de emprendimiento el momento de comenzar es ahora.

Para que te animes a hacerlo, te dejo 10 datos que pueden ayudarte a convertirte en un emprendedor de primera categoría.

Las 10 reglas del buen emprendedor

1. Un buen emprendedor es emocionalmente estable, sabe que debe prepararse para salir ileso de los altibajos normales de la vida.

Tiene conciencia de la importancia de su papel dentro de esa organización que está naciendo y en función de eso trabaja.

2. Es un líder que se preocupa por ofrecer a sus trabajadores las oportunidades necesarias que faciliten el trabajo dentro de la organización, inspirando sin imponer criterios.

3. Los buenos emprendedores se preparan por convertirse en un modelo a seguir, no por creer que son superiores a los demás; saben que se trata más bien de convertirse en maestros dentro del equipo de trabajo.

4. Quien sueñe con construir una organización con propósito, debe tener una visión de futuro y cultivarla. Es decir, preparase para lo que pueda ocurrir, a sabiendas que el éxito depende de muchos factores y el trabajo es uno de ellos.

5. Es preciso también establecer bases económicas sólidas desde un principio para monetizar la idea y hacerla rentable.

6. Tiene una visión 360, significa que el emprendedor actual utiliza los recursos tecnológicos necesarios para el desarrollo de su idea.

Con conciencia de que Internet ofrece un mundo de posibilidades para explotar, beneficiosas desde todo punto de vista.

Buen emprendedor a prueba de todo

7. En la actualidad, le permite a los emprendedores armar un equipo de trabajo multidisciplinario en el que la distancia no es obstáculo.

Eso le da una visión global al emprendimiento, necesaria para alcanzar el desarrollo de un producto optimizado capaz de adaptarse a las demandas de los mercados actuales.

8. Además, el buen emprendedor define una estrategia de negocio clara y precisa, la misma tiene como objetivo principal, el cumplimiento de las metas organizacionales en el tiempo establecido.

9. Cuida la imagen de su empresa desde el comienzo, pero sobre todo el trato con el cliente, porque sabe que ese comportamiento también comunica y para lograr que se perciba un mensaje de marca positivo, esta comunicación también debe serlo.

10. Para finalizar, aunque no menos importante, el buen emprendedor posee una mentalidad amplia en la que el bienestar de su negocio es prioridad, por eso está abierto a cualquier tipo de colaboración o negociación que se traduzca en beneficios comunes.

Networking y Crowfunding, son términos muy utilizados en su diccionario.

El emprendedor actual sabe que el trabajo contínuo y honesto marcará la diferencia. Comenzar es lo más difícil, pero una vez lo hagas, la recompensa aparecerá.

Comentarios de Facebook