Conoce la importancia del lenguaje corporal para ser un comunicador de 20 puntos

Hoy el lenguaje corporal es tan o más importante que el hablado. Nuestras expresiones dicen más de nosotros, más de lo que muchas veces quisiéramos.

Científicos sociales han demostrado que el lenguaje corporal puede hacernos generar un juicio de otra persona sin siquiera conocerla.

Por otro lado, los responsables de recursos humanos en grandes empresas de Estados Unidos, determinan si alguien es promovido por lo que dice con su cuerpo.

Incluso en negociaciones on-line, algunos estudios han comprobado que un porcentaje de su éxito depende de los emoticones que se empleen durante la interacción.

Cuando alguien gana una carrera y cruza la línea de meta abre los brazos hacia lo alto, es algo universal, una forma de comunicación que todos entendemos sin importar el idioma que hablemos.

Ese gesto indica poder, orgullo, incluso en el reino animal se comportan de esta manera.

Por el contrario, ¿qué pasa cuando nos sentimos con falta de poder o avergonzados?.

Nos cerramos, cruzamos los brazos, nos minimizamos. Se trata de gestos difíciles de reprimir, porque responden a nuestras reacciones desde lo más profundo de nuestro ser.

Por ello, si empezamos a expresarnos con nuestro cuerpo de forma positiva, como si nos sintiéramos empoderados o confiados, la realidad cambiaría.

La psicologa social Amy Cuddy demostró mediante experimentos que esta es una realidad posible.

De hecho puedes hacer tú mismo la prueba, trata de sonreír, sin razón, empezarás a sentirte más feliz.

En este mismo estudio también se descubrió que no solo la mente tiene el poder de cambiar tu cuerpo, sino que también funciona al revés.

Si empiezas a actuar con poder, optimista y fuerte, tus hormonas empezarán a liberarse de manera diferente.

De inmediato tus niveles de testosterona aumentarán y los de cortisona disminuirán.

Serás dominante y podrás reaccionar mejor ante el estrés. Solo con el poder de tu cuerpo y las expresiones que realizas.

Cómo dominar el arte de la expresión corporal

Cuando te sientas desmotivado, triste o como si algo te faltara para arrancar, practica algunas posturas que te empoderen, como por ejemplo:

  • Sentado cruza los brazos detrás de tu cabeza y une tus manos detrás del cuello abriendo los codos.
  • Coloca las piernas cruzadas sobre una mesa.
  • De pie pon tus manos en la cintura y saca tus codos.
  • Levanta y abre tus brazos formando una V.

Haz esto durante 2 minutos y empezarás a sentir la diferencia.

Ahora entenderás la razón por la que disciplinas como el yoga o pilates, además de ejercicios normales, le harán bien a tu mente, cuerpo y espíritu.

Controlar tu cuerpo y lo que dices con él, es el primer paso para causar una buena impresión.

Una buena postura de hombros, el uso correcto de la mirada, las manos en el lugar adecuado, son aspectos a tomar en cuenta.

No solo eres lo que hablas, también eres aquello que dejas de decir o dices con el cuerpo.

Comentarios de Facebook