Conecta con tu nuevo equipo de trabajo con estos sencillos pasos

Las primeras impresiones son las más duraderas. Así que aprovecha tu primera reunión con tu equipo y muéstrales lo que pueden esperar de ti. Te dejo algunos consejos que pueden servirte para preparar tu junta.

1.- Crea confianza, no les impongas nuevas formas de trabajo todavía

Esta primera junta sirve para crear confianza y para que tu equipo sepa qué tipo de ambiente laboral quieres fomentar. Muéstrales que eres accesible, estás dispuesto a aprender y que tu intención es ayudar, no imponer. Tal vez creas que es una forma pasiva de marcar tu liderazgo, pero si no logras que tu equipo confíe en ti, no te van a seguir.

2.- Conoce a los miembros de tu equipo

Pregúntales algunas cosas sobre ellos y su trabajo, toma nota. Puede que algunas cosas te sirvan para implementar cambios en la forma de trabajo o para hacer más amena la convivencia.

3.- Comparte cosas de ti. Si tu equipo te conoce, confiara en ti

Cuéntales que te apasiona de tu trabajo, por qué decidiste trabajar en esa empresa, cuál es tu meta como su jefe, cuáles son tus hobbies. También diles qué esperas de ellos, cómo los vas a ayudar. Puedes decir que estás ahí para ayudarles a crecer. Ten cuidado de no acaparar la plática, pues no sabrás nada de ellos y te verán como un ególatra.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

4.- Que quede claro que quieres aprender

Esto puede ser lo más difícil, pero es lo que más te benificiara. Tienes que dejarles claro que eres el nuevo y por lo tanto no sabes tanto como ellos. Por lo que buscas aprender de ellos. De esta manera te verán como alguien abierto al conocimiento, sin importar de donde venga. Se sentirán valorados y confiaran en ti.

5.- Haz preguntas clave

Ya sea antes o después de la junta con todo tu equipo, reúnete con cada uno. Se sentirán en confianza para responder tus preguntas. Éstas tiene que ver con las mejoras que puedes hacer. Es tu oportunidad para darle un giro al equipo. Puedes preguntar cosas como: qué cosas te gustaría cambiar de tu equipo, de qué cosas no podían hablar, qué cosas crees que podrían mejorar, etc. Puedes hacer más preguntas en las juntas personales. En la junta con todos sólo haz dos a cuatro preguntas para que no se te vaya el tiempo en esto.

6.- Se proactivo

En lugar de decir “mi puerta está abierta para lo que necesiten” di “en los próximos días estaré llamándolos a mi oficina” así demuestras que estás dispuesto a ir por ellos para conseguir mejores resultados. No estás sólo esperando a ver si alguno se anima a decirte lo que necesita.

Comentarios de Facebook