Cómo usar storytelling para mejorar tus ventas

Nadie te va a prestar atención si presentas tu negocio dando únicamente información sobre él. La herramienta del storytelling funciona cuando a esta información le agregas un contexto: qué sucedía antes y que sucederá después de comprar tu producto.

El storytelling conduce a tu audiencia hacia una emoción. Si logras evocar el adecuado, el resultado natural será que se dirija a la acción (comprar). Es una herramienta de marketing poderosísima que te mostraré cómo desarrollar.

Conectar con la audiencia

Cuando le das información a tu audiencia, le dices quién eres. Pero cuando le cuentas historias, la invitas a participar para definir lo que es tu marca.

¿Qué es lo que te mantuvo enganchado en la última película que viste? Las historias bien contadas saben dar la información en dosis pequeñas, una tras otra. Generan expectativa y así mantienen la atención a la espera de lo que vendrá.

La audiencia se convertirá en comprador si se identifica con tu historia. Piensa cuáles son sus necesidades y la solución que podría interesarles. Las emociones que despierte tu narrativa definen si van a tomar la decisión de comprarte. Las más eficientes son la esperanza, el anhelo, el amor y la determinación.

Crea personajes que le resulten cercanos. Es mucho más fácil que sientan simpatía por personajes con conflictos reales. No necesitan ser súper atractivos físicamente. Si sus vulnerabilidades son auténticas, la audiencia va a poder empatizar con ellos.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

 

Elementos clave

Conocer a tu audiencia implica saber cuáles son sus intereses. Así podrás desarrollar un mensaje que los conmueva. Debe ajustarse a lo que tu audiencia es y a lo que busca.

Definir el canal es saber cómo vas a hacer que la historia llegue a la audiencia. Toma en cuenta el soporte y las herramientas que éste te ofrece para que su construcción de verdad impacte.

La emoción es lo que van a sentir las personas cuando vean o escuchen la historia. Deben poder ver claramente la aplicación práctica de lo que les ofreces.

La estructura

Sitúa la historia en un contexto emocional. Peter Guber en su libro Storytelling para el éxito dice que los elementos fundamentales de la narración son un desafío, una lucha y una resolución. La historia entonces se construye así:

  1. Primero, capta la atención de la audiencia con un desafío o una pregunta inesperada. No se van a enganchar si el desafío inicial no es atractivo.
  2. Después, narra la lucha para superar el desafío o encontrar la respuesta a la pregunta. Esto les ofrece una experiencia emocional. Perderás su atención si la lucha no les emociona.
  3. Finalmente, lanza la respuesta. La resolución debe ser reveladora. Debe impulsarlos a la acción. No van a recordar tu historia ni a actuar si el final no es sorpresivo.

Toma en cuenta esta herramienta la próxima vez que quieras acercarte a las personas y crear clientes. Nadie podrá resistirse a una buena historia.

Comentarios de Facebook