Cómo tener reuniones más productivas

Las juntas son importantes para evaluar el desempeño de tu negocio, así como para discutir nuevos proyectos. Pero lo cierto es que muchas veces perdemos la concentración y terminamos hablando de todo menos de lo que deberíamos. Aquí algunos consejos para que no vuelva a pasar.

1.- Ten claro cuál es el objetivo y colócalo en el nombre de la reunión. Constrúyelo de una forma positiva, que apunte a la solución y no al problema. Así los demás integrantes llegarán relajados y con buenas ideas para resolver el conflicto.

2.- Al comienzo de la reunión, define qué quieres resolver. Así podrás enfocar la atención del grupo desde el inicio. También asegúrate de llamar a la gente indicada: sólo la que puede aportar algo relevante o tenga ideas pertinentes. Esto depende de lo que necesites resolver, porque si necesitas diversas nuevas ideas es mejor un grupo grande que aporte mucho. Si por el contrario se trata de tomar decisiones, son mejores grupos pequeños.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

 

3.- En cuanto al tiempo, las reuniones no deben ser eternas. Define desde antes cuánto va a durar y sigue el horario. Redacta una minuta con los resultados a los que se llegue. En cada reunión, rola a la persona que lo haga y la envíe después a todos los participantes.

4.- En el momento del cierre, deja cinco minutos para revisar a qué solución llegaron. Es el momento en el que marcarás qué, cómo, cuándo y por cuánto tiempo se aplicará. Asegúrate de saber si los participantes están o no de acuerdo con los resultados. Así tendrás presente quién puede ser un obstáculo. Es mejor dejar todo claro desde el principio. Aplica estos consejos a tu siguiente reunión y vuélvete más productivo.

Comentarios de Facebook