¿Cómo sacarle el jugo a Whatsapp?

Whatsapp es un fenómeno comunicacional que llegó para quedarse.

Como todas las apps que hoy usas con frecuencia y no sabes cómo sobrevivías sin ellas.

Te creó una necesidad que no sabías que tenías y ahora tienes que satisfacerla.

Fíjate en estos números:

Según una encuesta realizada en España el 47,4% de los usuarios mira varias veces al día su aplicación de Whatsapp.

Lo que es curioso es que solo el 25% de ellos lo usa con fines profesionales, educativos y de negocio.

Si te pasa esto, estás desperdiciando una herramienta poderosísima.

Un comportamiento que no me sorprende.

No usar al 100% los recursos que tenemos a la mano es común en la humanidad.

Igual pasa con tu smartphone, de seguro solo usas el 20% de todas sus funcionalidades disponibles.

Así que piénsatelo bien y no dejes que esto siga ocurriendo.

Por lo menos comienza con el Whatsapp, sácale el mayor provecho posible.

¿Problemas con el exceso de grupos en Whatsapp?

Es probable que tengas el grupo de tu familia, compañeros de trabajo, los padres del colegio de tu hijo, por mencionar algunos.

No siempre tienes el tiempo para leerlos y, sé honesto, muchos no son tan importantes.

Aquí debes organizarte.

Será más productivo para ti que en tu tiempo libre revises todo con calma.

No dejes que esto se te convierta en un stress.

Fíjate en este dato que aprendí de un amigo:

Para evitar tener que abrir y cerrar cada conversación, presiona los chats que deseas dar como vistos y en el botón menú selecciona “Marcar todo como leído”.

Estarás ahorrando varios minutos en tu día.

Negritas, cursiva y tachado

Esta función te puede servir para destacar tus frases si quieres comunicar algo especial a tus clientes, compañeros de trabajo y aliados.

Solo debes incluir unos caracteres antes y después de tu mensaje:

-Para las negritas son 2 asteriscos (**).

-Guión bajo para la cursiva (_).

-Unas virgulillas para el tachado (~).

¿Qué tal?, ¿ya lo sabías?.

Pues yo me enteré hace poco. Me toca comenzar a practicarlo.

Chat contigo mismo

Ya puedes tener una conversación con tu yo del futuro para que le recuerdes las ideas que se te ocurren en los momentos más inoportunos.

Puedes hacerlo de 2 maneras:

1. Agrega tu propio número a tu lista de contactos y abre un chat contigo mismo.
2. Crea un grupo de whatsapp con tu mejor amigo para luego sacarlo a él.

Ya no necesitarás escribirle otra vez mensajes sin sentido acompañados de su respectiva explicación.

¡Otros minutos y letras ganadas!.

Mensajes destacados

Esta función es genial.

Sueles recibir miles de mensajes cada día y siempre hay algo que tienes que recordar, releer o reenviar.

Por ejemplo:

Alguna lista de precio, descripción de algún producto, servicio o datos personales.

Incluso también aquella tarea importante asignada por tu jefe el viernes por la tarde al salir de la oficina.

¡No es sano olvidarla!.

Pues entonces: DESTÁCALA.

Solo debes localizar ese mensaje, mantenerlo presionado y selecciona la opción de destacar.

Ahora cada vez que desees volver a él, vas a esa conversación, das click a su nombre y verás la opción de mensajes destacados.

Accesos directos

Abrir la aplicación de Whatsapp puede ser una molesta distracción cuando estás trabajando.

Pero a veces necesitas hablar con tu socio o enviar un mensaje a tu esposa, hermano o hijo de que llegarás tarde a casa.

Lo mejor es crear accesos directos para las conversaciones que frecuentemente utilizas sin perder el tiempo de abrir la app y repasar cada uno de los chats.

Solo presiona sobre el chat que te interesa y haz click a la opción de crear acceso directo.

Así lo tendrás en tu pantalla de inicio disponible.

Son pequeños y simples trucos que aunque no lo parezcan, harán más sencilla tu vida ahorrándote mucho de tu valioso tiempo.

Comentarios de Facebook