Cómo poner a trabajar tu mente para ser feliz

Ser feliz es algo que de seguro aspiras desde hace tiempo y pareciera que nunca vas a alcanzar esa meta tan lejana.

Esto pasa porque tu mente va por un lado y tu vida por otro.

¿Cómo así?

No te has dado cuenta que cuando todo va muy bien, empiezas a ver problemas y complicaciones que no son tan relevantes.

Por eso es momento de desconectar tu cerebro y ponerlo a trabajar para que encuentre la felicidad y descubras que la vida es genial.

¿Será esto posible?

¡Por supuesto que sí!

Enfócate en lo positivo para ser feliz

Empieza siendo más agradecido con lo que tienes y con quien eres.

La ciencia lo certifica, concentrarte en las cosas positivas de tu día eleva tus niveles de dopamina y te hace más feliz.

¡Casi como comerte un trozo de chocolate!

Imagina que cada pensamiento de agradecimiento es un chocolate para tu mente.

También hará que tomes acciones necesarias para trabajar por lo que quieres.

Parece sencillo pero no lo es, porque se trata de ir en contra la corriente.

Tu cerebro está entrenado para concentrarse en lo negativo, así que depende de ti hacer lo opuesto.

Otra manera efectiva de conseguirlo es recordando tus logros.

Llevar tu inventario de logros al día te permitirá controlar tu mente para ser feliz.

Ponte a trabajar

Tomar decisiones que te acerquen a lo que quieres, incluso si no estás muy seguro de ello, es lo correcto.

Se siente bien y será mucho más eficiente que evadir o buscar la perfección detrás de cada acción.

Hacer algo al respecto reduce el estrés, la ansiedad y la preocupación, lo que ya de por sí te llena de felicidad.

Elige lo que harás y sigue hasta el final, te empoderará, te regalará confianza además de una gran sonrisa en tu rostro.

Consentirte te hará más feliz

Pide un abrazo o dátelo tu mismo o agenda un masaje.

El calor humano y el afecto son una dosis segura de felicidad.

El contacto físico te hace liberar oxitocina, la misma que producen las mamás cuando amamantan a sus bebés.

Si ya has vivido esa experiencia sabrás que esta hormona hace que todo tu cuerpo sane, se repare y este en calma.

Es uno de los poco momentos de relax que tiene una mamá con su bebé, y un buen abrazo puede repetir esa experiencia.

Entonces ¿qué estás esperando? pide un abrazo a quien tengas a tu lado ya mismo, lo necesitas.

Ya lo sabes, da un buen abrazo, recíbelos, sé agradecido y toma las decisiones hoy, estas acciones te acercarán a la felicidad.

Comentarios de Facebook