Cómo lidiar con compañeros de trabajo perezosos

Si tu trabajo te gusta, lo más probable es que busques crecer. Querrás ver a la compañía navegar sin problemas, pero no siempre es el caso. Resulta frustrante sentir que no avanzas por culpa de alguien más. Lo cierto es que los equipos de trabajo son la norma hoy en día. Pero éstos no siempre funcionan. Nunca falta el compañero que entrega tarde y mal. Estos son algunos consejos para lidiar con ese compañero perezoso.

1.- Trata de comprender por qué no trabaja

La gente tiene motivaciones diferentes. Si puedes averiguar qué motiva a tu compañero, podrías hacer que trabaje. Tal vez hace falta un bono, pero también puede que sólo necesite que alguien reconozca su trabajo. Tampoco podemos olvidar que el carácter de las personas es muy diferente entre sí. Puede que tu compañero tenga problemas con la autoridad. Si preguntas en lugar de ordenar ,tendrás mejores resultados.

Más contenido de Jürgen Klarić ↓

2.- Ofrece tu apoyo

Si lo anterior no funciona, puedes preguntarle si necesita ayuda. Podría ser que tenga problemas con el programa que utiliza o que haya algo que no entienda. Puedes explicarle lo que no domina y así mejorará su rendimiento. Esto no significa que termines haciendo el trabajo por ellos. Puedes ofrecerte a hacer tareas sencillas que no te quiten tiempo, pero sólo si tu compañero está teniendo un mal día o el error que cometió es pequeño y fácil de arreglar. No lo hagas un hábito, pues sólo fomentarás su pereza.

3.- Guarda tu evidencia

Por último, si todo lo anterior falla, ten un registro de tu trabajo. Guarda los correos que intercambian o los mensajes de texto. Todo lo que contenga fecha y hora sirve. Son evidencias de lo que has hecho. Podrás mostraro a tu jefe si tu compañero se pone pesado.

Comentarios de Facebook