Cómo las mujeres se adueñaron del emprendimiento

El emprendimiento no tiene género, sobre todo hoy esa brecha quedó en el pasado.

Existen muchos emprendedores exitosos y también unas cuantas emprendedoras de éxito.

Todos, con trabajo duro, se dedicaron a la tarea de hacer grandes sus ideas.

Pero, no es mentira que últimamente hay una onda femenina en la que las mujeres van ganando.

La Global Entrepreneurship Research Association, investigó sobre el tema.

Una de las conclusiones más importantes de dichas indagaciones, es que el emprendimiento de mujeres ha tomado un auge mayor sobre todo en países en vías de desarrollo.

África y Latinoamérica se llevan los números positivos.

La investigación reseña que cuatro de cada diez mujeres en Angola, por ejemplo, se encuentran en la etapa inicial de establecer su propia compañía.

En este lado del mundo, Colombia y Chile se llevan la victoria.

Conoce el ritmo del emprendimiento femenino

Un emprendimiento exitoso es aquél que se parece mucho a lo que su dueño quiere lograr.

Ahí está el éxito del emprendimiento femenino, entender que ese es el ingrediente principal:

Conseguir que tus ideas sean realmente tuyas y que con trabajo y pasión las saques adelante.

Las mujeres vinieron a cambiar las reglas del juego, y a decirnos que no puedes ser exitoso, si no eres feliz en lo que haces.

Entendieron que:

Más vale la calidad que la cantidad.

Aprendieron a llevar las riendas de su negocio como lo hacen con su familia, con el corazón en la mano.

Construyeron un emprendimiento desde el alma para ofrecer lo mismo al público.

Las mujeres entendieron que todos tenemos una forma diferente de ver la vida y si se logra un emprendimiento que una todas esas visiones, el éxito está garantizado.

Cada mujer tiene su talento y una manera particular de gestionarlo.

Cuando lo ponen a trabajar hacia un mismo objetivo, lo demás es historia.

Comentarios de Facebook