Cómo invierten su dinero los millennials

Los millennials son la generación productiva del momento. Están en la edad de generar y crear oportunidades de trabajo.

Llevan algún tiempo en el mercado laboral y de negocios, así que marcan nuevas pautas.

Sobre todo en cuanto a estilo, dinámica y toma de decisiones. Están cambiando la manera de hacer las cosas y dictando las reglas del juego.

Se trata de una generación revolucionaria y no podía ser diferente en lo que de dinero se trata.

Millennials y el dinero

Los millennials no ven el dinero como un destino, sino como un medio para conseguir lo que en realidad buscan.

Por ejemplo, son los líderes en comprar propiedades donde no quieren permanecer el resto de su vida. Invierten en ellas para luego ponerlas en renta y que eso les genere un ingreso.

Anteriormente los grandes inversionistas tenían una propiedad y buscaban otras adicionales para hacer esta misma jugada.

Los que mueven el mundo hoy ni siquiera cuentan con una casa propia, por lo general viven en rentas, pero sí compran vivienda para que esta les genere un dinero extra.

Cuentan con dos o tres propiedades que arriendan y siguen viviendo alquilados en una zona top. Descubrieron que les resulta mejor económicamente vivir de esa manera.

¡Nuevamente cambiando las reglas del juego!

Cómo ahorra un millennials

Otro muy buen ejemplo es que ya no guardan su dinero para la vejez. Prefieren utilizarlo para capitalizar su vida como profesionales y tener otras experiencias.

Pueden gastar con el mismo afán en una cerveza, que en un vino caro, con tal de que les brinde la experiencia que buscan disfrutar.

Aprendieron a vivir bajo la cultura de tomar lo que puedan mientras puedan.

Por lo que tienen una fuerte necesidad de trabajar en su carrera, desarrollar su profesión, conocer y vivir todo lo que esta les depara.

Así que no sólo están en busca de recompensas monetarias, sino que también quisieran dejar un impacto en el mundo.

Marcar una diferencia y a partir de ahí, enriquecer también su parte personal.

Es mucho lo que les resta por aprender y vivir a esta generación que ha dado de qué hablar.

Pero también es bastante lo que puedes aprender de ellos, solo si te sientas a escucharlos.

Quizás has estado jugando en el bando equivocado en el partido del éxito.

Comentarios de Facebook