Cómo hacer que funcione el home office

Hacer home office es la maner a más popular de trabar hoy en día. Esto es porque bajas los costos considerablemente y porque tus empleados pueden ser más productivos si dominan esta forma de trabajo. Tener tanta libertad puede ser un gran reto, pues tendemos a dejar lo aburrido para el final. Si te pasa esto es muy seguro que no dures en ese trabajo. Así que presta atención a estos pasos y domina el trabajo desde tu casa.

1.- Establece horarios

Prepárate como si fueras a trabajar en una oficina. Ponte horarios fijos, esto es levantarte, bañarte, vestirte, desayunar y checar tu hora de entrada todos los días. Estar en tu casa no significa dormir tarde y estar todo el día en pijama, pues entonces pensarás que estás de vacaciones. Crea una rutina como lo harías si tuvieras que salir de casa y no tendrás que hacer un gran esfuerzo para comenzar a trabajar.

2.- Ten un espacio específico para trabajar

No trabajes en la cama, en el sofá y en el comedor dependiendo tu estado de ánimo, pues esto sólo servirá para desconcentrarte. Sobre todo si no tienes todo lo que necesitas para trabajar. Establece un espacio en tu casa específico para trabajar, donde tengas todo lo necesario y te sientas bien para pasar varias horas frente a la computadora. Mantén todo en orden para no perder tiempo buscando tus papeles importantes.

3.- No estás disponible

Es importante tener un horario fijo y hacérselo saber a quien viva contigo. No estás de vacaciones y tu trabajo no es menos importante porque no vas a una oficina. Tanto tú como los demás deben respetar tu tiempo laboral.

Más de Jürgen Klarić ↓

4.- Sal de tu casa

Es muy posible pasar días sin ver el sol, porque puedes cubrir todas tus necesidades desde casa. Por lo que agenda comidas con tus amigos o sal a caminar un rato y respira aire fresco. También te ayudará a no sentirte solo. Puedes cambiar tu casa por una biblioteca o un café tranquilo en el que te concentres, si no aguantas tu casa.

5.- Concentrate

No trabajes con la tele prendida, jugando con tu mascota o mensajeando a tus amigos. Esto sólo servirá para hacer eterno tu trabajo y no avanzar nunca.

6.- Ten una hora de salida

Es tan importante como empezar a trabajar. Si sientes que tu día a sido productivo es normal querer terminar con muchas tareas. Puede que sin darte cuenta el día se convierta en noche y en día de nuevo. Sólo conseguirás quemar tus energías, por lo que pon una alarma o un límite de tareas por día, así tendrás un paso constante.

Comentarios de Facebook