Cómo hacer networking muy bien aunque no lo hayas aprendido en la universidad

Hoy el networking es vital para triunfar en tu vida.

En los negocios, en tu profesión, en tu vida personal y social.

Necesitas conocer nuevas personas que te sumen y aporten cosas diferentes a las que vives día a día.

Porque el networking es mucho más que asistir a un evento y entregar tus tarjetas de presentación.

Entonces aprender este arte es importante.

Conviértete en un buscador

Primero debes saber dónde buscar.

En los colegios y asociaciones de tu área pueden surgir excelentes encuentros aptos para esto.

También en las redes, busca etiquetas como eventos y temas de interés.

En Twitter e Instagram, influencers de tu área suelen publicar eventos y noticias.

Existen plataformas como Tickebea y Eventbrite que promocionan encuentros de este estilo.

Conviértete en un buscador profesional.

Al principio quizás sea complicado, luego te apuntas a los canales de noticias para que lleguen a ti.

Prepárate antes del networking

Previo a cualquier actividad infórmate bien con lo siguiente:

-¿Quién asistirá?

-¿Cuál es su experiencia?

– ¿Cómo trabajan?

-¿Cuáles han sido sus logros?

Esto te dará un motivo para conversar con las personas.

Sabrás cómo dirigirte a ellos, qué lenguaje usar y qué temas abordar.

Podrás adaptar tu manera de expresarte correctamente y causar una buena impresión.

También prepara tu propio discurso, no improvises.

Debes saber cómo venderte y qué decir para atraer la atención.

Define qué te gustaría destacar y qué puedes obviar para hacerte un poco más atractivo.

Recuerda: no es lo mismo hablar con un cliente potencial que con un futuro colaborador.

No olvides tus tarjetas de presentación, son importantes para que otros te recuerden.

Y tráete tu también unas cuantas porque el networking no acaba cuando el evento termina.

Sé el maestro del networking

Durante la actividad deberás poner tu mejor sonrisa, eso genera empatía y confianza.

Pondrás a prueba tus habilidades de vendedor de manera muy sutil.

No seas tan frontal, más bien aborda con preguntas interesantes.

Intenta conocer genuinamente a las personas que te presenten, presta atención.

Recuerda los datos que te informe como su nombre y a lo que se dedica.

También haz networking dentro del networking, presenta a otros las personas que has conocido.

Te hará ver como una persona que se relaciona bien, crea lazos y conexiones.

Estás ahí para proyectar la mejor imagen de ti mismo.

Pero también para conocer.

Anota todo en la tarjeta de la otra persona o en una nota de tu teléfono móvil.

Quién es, cómo lo conociste, qué dato importante tienes por recordar.

Haz seguimiento

Al salir del evento deberás vaciar la información.

¿Qué puedes usar de lo aprendido?

¿Qué ideas puedes llevar a cabo?

Mantén el contacto con las personas que conociste, síguelas en las redes sociales, agregalos a tus contactos y escribe un mensaje para que te anexen igualmente.

Cada cierto tiempo comparte información que pueda ser de interés para esa persona.

Puedes crear una lista de difusión por temas, será más fácil organizarte y recordarlo.

Como verás no es cuestión de asistir a eventos y ya.

Requiere de preparación, organización y atención.

Échale ganas a este nuevo reto y prepárate para descubrir un mundo distinto.

Comentarios de Facebook