Cómo hacer a tus clientes felices durante todo el camino

Hacer a tus clientes felices debería ser el objetivo principal de tu negocio, sin importar lo que hagas.

Ellos son quienes le dan vida y sentido, así que piensa en ellos en cada decisión que tomes.

Entiende que para hacer efectiva una venta tus clientes deben recorrer un largo camino.

Tu trabajo es que sea un buen recorrido.

Primero tienen que saber que existes para llegar a ti, les tiene que gustar lo que ven y los debes acompañar inclusive cuando se van.

¡Si se fastidian, pierdes!

Pasos para hacer clientes felices

Antes de la venta tendrás que conocer las expectativas de tus clientes, qué quieren y cómo lo quieren.

Basado en tu reputación, los productos y servicios que ofreces y los estándares generales de la industria a la que perteneces.

De esta manera les llevarás la delantera.

Podrás anticipar sus necesidades y brindarle aquello que le permita satisfacerlas.

Esto puede ir desde un producto hasta una buena atención de tu parte.

Debes volverte un detective para lograr conocerlos a fondo, sus problemas, preocupaciones, aspiraciones y entorno.

Con toda esa información, podrás definir un plan que te permita llegar a ellos con las herramientas correspondientes.

Eso te ayudará a abastecer tu inventario de manera adecuada, definir estrategias promocionales para venderle a la mente de tus clientes y que te compren felices.

Durante la venta enfócate en el servicio y atención, trata a la persona que le vendes como si fuera lo más valioso que tienes.

¡Porque en ese momento es lo más valioso que tienes!

Ten un plan de servicio a los clientes y entrena a tu equipo de ventas para ello, enséñale técnicas, herramientas y trucos que le permitan manejar esta habilidad.

Como dueño de tu negocio entiende que la mejor manera de liderar es con el ejemplo.

Así que si no sabes nada acerca de ventas y servicio, también te toca aprender.

Aprende a agradecer

Nunca olvides dar las gracias con palabras, gestos, notas o algún detalle especial; no lo pases por alto.

Después de la venta, sin miedo a lo que venga de vuelta, pide la opinión de tus clientes acerca de su experiencia.

No te olvides de preguntarles cómo podrías hacerlo mejor.

Para ello tienes que proveerles un lugar donde puedan dejar su opinión, un buzón físico, a través de medios digitales, tú lo decides pero hazlo.

Esto los hará felices, sentirán que los tomas en cuenta y son valiosos para ti.

Hazles un seguimiento oportuno, no los abandones, ofrece nuevas promociones, pregunta, informa, crea un lazo.

No todo es color de rosa así que debes estar preparado para las insatisfacciones.

Pars que no te tomen por sorpresa.

¿Cómo responderás a las quejas? ¿Cuál es tu política de devoluciones?

Esto también hará la diferencia en el camino que recorran.

Para que vuelvan tienen que sentir que su opinión fue tomada en serio.

Así que si recibiste una queja no lo pases por alto y busca una solución efectiva al problema.

Haz cambios visibles que le permitan a tus usuarios decir que tu marca genera un valor y marca la diferencia.

Es la única manera en la que podrás superar sus expectativas y efectivamente pintarles una sonrisa cuando piensen en ti.

Comentarios de Facebook