Cómo enamorar a tus clientes para toda la vida

Hay marcas comerciales y personales que entienden perfectamente las reglas del juego con sus clientes.

Se dieron cuenta que la relación no terminaba con adquirir el producto.

Ahí más bien comenzaba una historia de amor. Era la primera vista de una relación.

La gran interrogante es:

¿Cómo hacerla realmente sólida?

Lo que hicieron y hacen las marcas; lo que debes hacer tú es abonar esa relación poco a poco y paso a paso.

¿Cómo?

Con marketing.

Campañas, ofertas, publicaciones y lanzamientos.

Todo eso te ayudará a crear una estrategia que mantenga viva la llama.

¿Cuántas marcas o personas han hecho eso contigo?

Y ahora como dueño de empresa, emprendedor o influencer:

¿A cuántos de tus clientes has enamorado?, ¿quiénes ya terminaron contigo?

Seguro no lo sabes y déjame decirte que estás mal, ese es un error grave.

Como todo en el amor no es tarea fácil, pero tampoco imposible, es cuestión de prestar más atención.

Aprende a enamorar a tus clientes

Lo primero es ofrecer valor a tus clientes no solo con tus productos y servicios, sino con algo más.

Es dar sin esperar una retribución inmediata a cambio, solo que te tomen en cuenta y piensen en ti.

Eso se logra con la presencia y un buen contenido en los medios donde se encuentran tus compradores potenciales.

La mitad de los usuarios de Facebook han recomendado un producto o servicio.

Así que si quieres estar presente, debes estar en las redes sociales.

Otro buen lugar para darle a tus usuarios eso que quieren ver, escuchar y recibir de ti, es el correo electrónico.

No lo dejes por fuera.

El amor une a las personas así que aprovecha esto para crear una comunidad que comparta sus intereses y siga lo que haces.

A tus “enamorados” les encantará compartir sus experiencias.

Incluso algunos datos curiosos que desconocían de tu marca.

Bríndales esta oportunidad creando espacios para que puedan dialogar.

Pero que sea un diálogo que no se base solo en ti, sino en temas relacionados con lo que ofreces.

Recuerda que se trata de enamorar, no solo de cerrar el trato, eso ya vendrá después.

Por ejemplo:

En el 2007 American Express abrió un foro para ayudar a sus usuarios a crecer con sus negocios y emprendimientos.

Inspira a otros a querer más, saber más y ser mejores.

Esa es una fórmula mágica para que se queden contigo por mucho tiempo.

Requiere de conocer a tu audiencia, saber lo que quiere y lo que puede llegar a ser, amarla sin condiciones.

Además no te olvides de divertir y entretener, el aburrimiento mata cualquier indicio de amor.

Las sonrisas enamoran así que incluye esto dentro de tus objetivos, tus clientes sentirán que piensas en ellos.

Y es justo lo que estás haciendo.

Por último no dejes que muera el amor, que la conversación siempre continúe.

Mantente presente, crea estrategias, promociones, actualízate y sigue el ritmo.

No existe nada peor que un cliente con el corazón roto por abandono.

Comentarios de Facebook