Cómo el aprendizaje me cambió la vida

A veces una palabra, un consejo, un aprendizaje, una situación límite o una persona pueden cambiar tu manera de ver las cosas.

En mi caso fueron estas tres personas y todos sus conocimientos, quienes me regalaron una nueva visión del mundo en muchas de sus facetas.

Porque para nadie es un secreto que la dinámica mundial es otra cada día y, sobre todo, en esta economía actual, necesitamos nuevas maneras de aprender, interpretar y sentir lo que vivimos.

Si de verdad queremos avanzar, entonces debemos hacerlo al ritmo del momento.

Quiero compartir con ustedes el aprendizaje que me dejaron tres personas que hoy forman parte de mi esencia.

Robert Kiyosaki

Más que cualquiera de sus conferencias que también son valiosas, sus libros son una enciclopedia para quien decida iniciarse en el mundo de los negocios.

Y ni hablar de una pequeña conversación con él, tiene el toque mágico de la palabra.

Te ayuda a cambiar tu manera de entender cómo generar ingresos y tener éxito en el proceso.

También puede ser un poco duro, pero te hace pisar tierra y cuestionarte:

¿Esto será para mí?, ¿tendré la suficiente fuerza y capacidad para resistir?.

Todo el que quiera respirar con éxito en el mundo de los negocios, tiene que comenzar por desmitificar todo lo que conoce acerca de él.

Si quieres tener cambios verdaderos empieza por aquí.

Tony Robbins

Tony es el mejor conferencista a nivel mundial, puede mover la fibra de cualquiera que esté en su auditorio, a mí me pasó.

Particularmente hablo de su conferencia “Date with Destiny”, que es una joya.

Lo mejor de todo es que escucharlo significa descubrirte a través de sus palabras y enseñanzas, te regala la dicha de sentir, más que entender.

Te da la visión de que debes tomar algunos riesgos para lograr lo que quieres en tu vida.

“Las grandes cosas vienen de la incertidumbre” cosas que nunca hiciste, personas que no conocías, experiencias que nunca viviste.

Atrévete a intentarlo.

Nora Beltrán: Ciencia y humanidad en un solo curso

Por último, pero no menos importante, tengo que hablarles de Nora Beltrán, una Ph. D. en comportamiento humano, y aquí les viene una confesión.

Debo decir que tenía cierto recelo con este tipo de cursos, no pensaba que era algo que se podía aprender de manera express.

Pero Nora me despejó todas las dudas al respecto.

Estoy convencido de que si tienes la capacidad de leer y entender, podrás cambiar tu vida y la de los que te rodean.

Ella presenta un modelo de aprendizaje acelerado que produce una dinámica de cambio emocional y mental.

Es un proceso de 7 días intensos, complejo y muy duro en donde involucra la neurociencia para favorecer el aprendizaje del participante.

Una de sus teorías más fascinantes, estima que “la gente no lee lo que quiere si no lo que puede”; eso te hace cuestionarte.

¿Qué estás leyendo?, ¿qué dejas de leer?.

Quizás algo en tu cerebro te lo esté impidiendo así que te toca trabajar en ello si quieres leerlo todo.

Pero más allá de eso, este entrenamiento me dejó una colección magistral de aprendizajes que hoy todavía aplico en mi vida.

Por ejemplo:

Sirvió para mejorar mi productividad.

Recuerden que el tiempo es un recurso que no podemos regalar, y me hizo entender lo valioso de eso. Ahora hago las mismas actividades en menos tiempo.

Conoce el valor de aprender

El aprendizaje nunca se agota, aprender siempre será la mejor moda y una de tus más acertadas inversiones.

Si lo haces de grandes profesionales, entonces aprenderás el doble.

Porque cuando un personaje de estos está parado sobre el escenario, comparte contigo todo lo que sabe y todo lo que es.

Entonces, aprendes cosas nuevas y tienes la increíble oportunidad de vivir otra faceta de la humanidad, porque quienes están prestos a enseñar, son agentes de cambio.

No nos queda otra que aprender e intentar serlo con ellos.

¿Qué esperas para convertirte en uno?.

Comentarios de Facebook