Cómo crear un discurso de tu marca en 60 segundos o menos

Si eres emprendedor y dueño de negocio, un discurso de tu marca es imprescindible.

¡Y si lo puedes decir en 60 segundos o menos ya eres una estrella!

Tienes que saber venderte con la menor cantidad de palabras posibles.

Sin tanta basura y añadidura.

En los negocios de hoy nadie tiene tiempo para nada y menos para escuchar tonterías.

Te ha pasado que alguien que acabas de conocer te pregunta ¿a qué te dedicas?

Esa es tu entrada.

Es tu momento de vender qué haces, para qué eres bueno y por qué esa persona necesita de ti.

Debes convencerlo de que invierta en ti o por lo menos compre tu idea.

Imagina cuando ves un vídeo en Youtube, las marcas que hacen esas publicidades deben lograr que le des click en solo 5 segundos.

Piensa que eres un anuncio del vídeo que ve tu próximo inversionista.

¿A qué le darías click?

¿Cuál omitirías?

¿Cómo hacer para destacar?

Hay varias estrategias, presta atención.

Marca que puedan entender

Primero compárate con alguien que tengo un modelo de negocio similar al tuyo y haya tenido éxito.

Una manera concreta de explicar tu negocio es darle algo que conozcan, que puedan asociar.

Será más fácil comprender la dinámica y te ahorrarás unas cuantas palabras.

Una vez los ubiques, establece una diferencia evidente.

Destaca aquello que te hace especial.

Así también estarás nombrando tu mejor atributo.

Luego trata de responder en una palabra las siguientes preguntas:

-¿Qué hace tu compañía?

-¿Cuáles son tus clientes?

– ¿Qué beneficios le das a tus compradores?

– ¿Por qué tú empresa es mejor que el resto?

– ¿Qué le da credibilidad a tu negocio?

Cuando tengas las respuestas, escríbelas.

Aunque de seguro no te saldrán la primera vez y si te salen, entonces está mal.

Luego párate frente a un espejo y práctica con un cronómetro.

Hasta que lo puedas decir todo, sin balbucear en 60 segundos o menos.

Allí estarás listo para equivocarte en la acción.

Ir a una junta, un curso de tu profesión o algún otro encuentro donde alguien pueda hacerte la pregunta:

¿A qué te dedicas?

Comunicación estratégica

Otra manera es ir directamente a tu lista de contactos y salir al ruedo con tu discurso.

Con ese tío que tiene mucho dinero o aquel amigo de la universidad que sabes puede invertir.

No te preocupes, la práctica hace al maestro y tu negocio lo necesita.

Comentarios de Facebook