Cómo combatir el estrés y vivir en plenitud

Combatir el estrés es el sueño de muchos, pero que pocos aplican porque prefieren sufrir.

¡Sí, el sufrimiento es una elección!

Eliges estar tranquilo o lanzarte a la locura de las preocupaciones.

Porque las preocupaciones son solo eso:

Una locura que viene con manicomio incluido.

Piensa lo siguiente: si sabes que algo no tiene solución, cuál es la idea de preocuparte por ello.

Entonces sí ser feliz y vivir a plenitud es una decisión que debes tomar cada día.

Tal vez creas que es muy complicado, pero no. Es realmente sencillo, un paso a paso que te liberará.

Arma tu estrategia para combatir el estrés

Es sorprendentemente fácil vivir tranquilo. Lo primero que debes hacer es dividir tu vida en dos mitades:

Lo que es importante y aquello que no lo es tanto.

¿Por qué?

Porque a partir de allí podrás definir muchas cosas.

Por ejemplo:

¿Es importante molestarte porque no conseguiste el pan que te gusta?

No.

Otro día podrás comprarlo. De lo importante te ocupas, de lo no importante te ríes.

Esto me lleva a contarte la segunda parte de la estrategia:

Aprende a reírte más

Hacer más grandes tus problemas es normal.

Es casi una actitud común de todas las personas.

Porque, vuelvo al principio, te preocupas en lugar de ocuparte y lloras en vez de reír.

Ese es el secreto, reírte más.

Recuerda que tu cerebro acata órdenes, y cuando le dices que sea feliz, de forma automática lo es.

Ser feliz es el principio de la vida plena.

Vive el momento

Otro mal hábito que tienes es vivir en el “qué pasará sí”, pendiente del futuro.

Lo que hagas hoy determinará tus resultados de mañana, pero eso no quiere decir que te ates a ello.

Ten paciencia y espera. A veces, el secreto de la felicidad plena es bajar la guardia, controlar el tono y respirar.

No dejes que el estrés te sabotee la vida.

Comentarios de Facebook