Cómo argumentar ideas a tu cliente

En el mundo de los emprendedores, es frecuente encontrar clientes con ideas propias, por las que luchan a muerte.

Se trata de personas quienes en muchos de los casos no se adaptan a lo que les propones como experto, ni a los objetivos que pretendes ayudarlos a cumplir.

Esta situación puede llevarte a sentirte frustrado o desmotivado en cierto sentido. Por el hecho de que no puedes ofrecer tu visión como el profesional al que contrataron para ello.

Dada esa realidad, que es más común de lo que piensas (no solo te ha ocurrido a ti), es importante que te prepares para establecer una comunicación efectiva con quien contrata tus servicios.

Lo primero que debes hacer es aumentar el nivel de confianza en ti mismo como emprendedor. Pero sobre todo como aquella persona que está ofreciendo a su cliente un servicio en el que es muy bueno.

Después de eso preocúpate por aprender a defender tus ideas como profesional, aunque no es tarea fácil, tampoco es imposible.

Estrategias para vender ideas a tus clientes

Dale prioridad a las ideas propuestas

Haz una lista de todo lo que le propones a tu cliente y organízalas según orden de importancia y el objetivo que pretendas lograr.

Esto te ayudará a refutar los argumentos y defender tu postura. Toma nota de todo, tal vez los nervios te hagan olvidar ciertas cosas.

No siempre el cliente tiene la razón

Para entablar una negociación con tu cliente, es importante crear un clima de confianza. Sobre todo cuando te toque convencerlo de que no tiene razón.

Puedes comenzar señalando los puntos débiles de la idea que te propone, esto lo hará consciente de que su propuesta tiene fallas.

Ofrece de una vez la forma en la que puedes ayudarlo con esos problemas.

Vende tu servicio

Es importante hacer entender al cliente que tú eres el profesional.

Demuestra con hechos (ejemplos de trabajos pasados), que estás preparado para brindar un trabajo de calidad porque cuentas con:

  • Disposición
  • Experiencia
  • Conocimientos

Práctica la escucha activa.

Otra forma de comunicarte bien con el cliente, es que lo escuches. Parafrasea algunas de sus frases al expresar tus ideas, eso le dirá:

No estoy tan errado, pero él es el profesional, sabe más.

Recuerda que alguien tiene que ceder

La negociación es lo más importante, conversa con tu cliente, explica lo que está en tu mente con claridad.

Tu visión debe ser tratar de alcanzar un acuerdo. Hasta en tiempos de guerra primero se discutía antes de ir a la batalla. Elige cuál de ellas debes perder y por cuáles te lanzarás al campo de lucha.

Cuando se trata de relacionarse personales, no hay fórmulas exactas. Discrepar es tan humano como tener hambre, sueño o equivocarse.

Prepárate para batallar como profesional y lo demás llegará por añadidura.

Comentarios de Facebook