Cómo aprovecharse de la confianza para alcanzar tus metas

La confianza es la base de todo lo que construyes en tu vida.

La familia, el trabajo, los negocios y las amistades, se sustentan en eso.

Si puedes aprender a generar confianza, mientras trabajas para confiar más en el otro, tus avances serán cada vez mayores.

Es una buena estrategia para alcanzar tus metas.

Cuál es la importancia de la confianza

La confianza que las personas pueden tener hacia ti y la que tu tienes con otros, se nutre día a día.

Te ayuda en el camino del crecimiento.

Pero ¿qué pasa cuando se desploma, se debilita y se rompe?.

Aparecen los problemas.

Porque la confianza es difícil de reconstruir. Sobre todo si aquello que se ha caído era grande.

Es decir, tenía mucho valor para los involucrados.

La buena o mala noticia, depende de cómo la mires, es que precisas aprender a vivir con esa realidad.

Porque la pérdida de confianza ocurre cada día, es normal en relaciones entre seres humanos.

Por ello necesitas darle bases sólidas a la confianza que deseas transmitir.

Pasos para construir tu confianza

Cuando se trata de construir la confianza es importante entender las partes que la componen:

Autenticidad
Empatía
Coherencia

Si piensas que una persona es auténtica y real, no tiene poses, es más probable que confíes en ella.

Al sentir empatía, esa conexión que no puedes explicar con palabras, se crean lazos sólidos que van más allá de lo afectivo.

Igualmente si crees que una persona muestra coherencia en sus actos, pensamientos y palabras, la confianza puede surgir.

La suma de todos estos componentes ayudará a que la confianza fluya.

Pero si alguno falla te sentirás amenazado.

Entonces cómo puedes construirla.

Primero: haciendo la promesa de crear más confianza mañana de la que tienes hoy.

Un día a la vez.

Luego tendrás que evaluar las partes que componen la confianza para saber en cuál podrías estar fallando.

Si tienes que trabajar en la empatía (suele ser la más común), te dejo una manera sencilla.

Observa dónde, cuándo y a quién estás dispuesto a darle tu tiempo.

Eso te dirá también hacia donde se dirige tu empatía. Las personas, actividades y momentos en donde estés dispuesto a brindarla.

Allí va tu empatía y gran parte de tu confianza.

Por otro lado, si debes trabajar tu coherencia, puede ser de dos maneras:

La calidad de ella o que no la estés mostrando de la forma apropiada.

Si se trata de lo primero, necesitarás un poco más de ayuda y trabajo en ese aspecto.

Sin embargo, puliendo tu habilidad para comunicarte, darás un gran paso.

A veces necesitas decir menos, porque la confianza se diluye entre tantas palabras y tu coherencia también.

El último aspecto es la autenticidad, solo tienes que ser tú mismo, no importa lo difícil que sea, ser tú siempre será la mejor opción.

A veces te tocará ser diferente y te sentirás tentado a alejarte de lo que eres.

Pero recuerda que si no lo haces, tu confianza se verá amenazada.

No le des más vuelta y empieza hoy con este pendiente.

Comentarios de Facebook