Cinco lecciones que solo aprendes cuando pierdes un trabajo

Una de las peores sensaciones que podemos experimentar en nuestra trayectoria profesional es un despido. En ese momento podemos llegar a cuestionar nuestras habilidades, nuestra preparación e incluso si realmente debemos seguir dedicándonos a ello. Pero calma, un despido también puede ser un manojo de enseñanzas y oportunidades que te acercarán a un futuro más exitoso profesional y personalmente.

Acá algunas lecciones que aprendes cuando pierdes un trabajo:

1.- Aprendes a seguir tu instinto

Lo creas o no, es en las situaciones adversas se desarrollan las mejores ideas y es porque al estar todo incierto se le da más libertad al instinto que a la lógica.  Y aunque la segunda no se debe abandonar, nuestro instinto ha evolucionado miles de años precisamente para hacernos sobrevivir y adaptarnos para salir lo más ilesos posibles de las circunstancias.

2.- Aprendes que ningún trabajo es eterno

Luego de un despido entiendes que nada es eterno y que las condiciones del juego pueden cambiar de un momento a otro, por muy estable que parezca todo.  Por esa razón ahora afrontas con mejor actitud los desafíos que se presentan y entiendes la importancia de tener siempre un plan b.

3.- Aprendes que tienes más potencial del que te imaginas

En principio todo puede parecer un caos, pero justo cuando no estás en tu zona de confort, despiertas habilidades que estaban dormidas o que nunca usaste en tu trabajo anterior y te das cuenta que puedes ser talentoso de muchas formas.

4.- Aprendes a adminsitrarte mucho mejor

En los períodos de austeridad sueles replantear tu prioridad y administrar mucho mejor tu dinero. Entiendes qué cosas realmente necesitas y cuáles no.

5.- Piensas fuera de la caja

Aprendes a probar cosas nuevas y a experimentar en el camino de búsqueda de un nuevo trabajo.  Desarrollas esquemas de pensamientos totalmente nuevos, que te ayudan a adaptarte a situaciones radicalmente diferentes a las que siempre has conocido  y eres mucho más receptivo a nuevas experiencias.

 Más contenido de Jürgen Klarić ↓

 

6.- Aprendes a identificar quién es realmente tu amigo

En los momentos difíciles es más sencillo reconocer quién realmente es leal e incondicional y quién no. Es en ese tiempo que aprendes en quién invertir tu tiempo y tu energía.

7.-Aprendes a tomar decisiones sobre la marcha

Sin duda una de las cualidades que ganarás como profesional es que al estar sin empleo tendrás que ingeniártela y tomar decisiones sobre la marcha y sin mucho margen de tiempo. Esto te dará mucha ventaja competitiva en cualquier próximo trabajo.

8.-Te reinventas

En ese momento que no te renuevan el contrato tienes la oportunidad perfecta para redefinir y hasta redescubrir tus metas profesionales. Puedes incluso tomar un tiempo para capacitarte y tomar algún curso online que te dé un plus para tu próximo evento.

Así que calma, lo creas o no, este período también te servirá, y mucho, para lograr tus objetivos profesionales.  Y recuerda, si las oportunidades no llegan, crealas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios de Facebook