Cinco decisiones vitales que debes tomar en tu vida

Tomar decisiones siempre será un proceso complicado porque el miedo suele sabotearnos el camino.

Nadie quiere equivocarse o perder; por eso, decidir es tan problemático.

Pero además, estás tan acostumbrando a no creer en ti, que siempre habrá una razón para dudar.

La duda suele ser quién sabotea más el asunto.

¿Me quedo o voy?, ¿camino o corro?.

Cada paso que das en tu vida, es producto de una decisión.

En consecuencia debes aprender dos cosas:

• Siempre tendrás que decidir.
• Todo el tiempo deberás lidiar con las consecuencias de ello; sea malo o bueno.

Qué decisiones debes aprender a tomar

Ante este panorama, no hay lugar para las excusas.

Decides o te extigues. Un proceso al que es fácil acostumbrarse.

Solo debes familiarizarte un poco con el mundo de la toma de decisiones.

Ya te cuento 5 cosas que siempre te tocará decidir.

1. Cuándo comenzar: un proyecto, una relación, tu empresa, un cambio. Tomar la decisión de comenzar es un problema si dejas que el miedo te paralice.
2. Cuándo terminar: otro asunto complicado, porque cerrar un capítulo es exponerse, dejarte ver vulnerable. En ese terreno, poco gusta andar.
3. Seguir: sobre todo si se trata de una empresa que atraviesa problemas. Seguir o dejar todo a medias; una decisión que dependerá de tus ganas.
4. Dejar ir: un proyecto que no salió como se esperaba, una relación. A veces te tocará despedirte, y puede ser más difícil de lo que crees si te aferras a ese algo con el corazón y no con la cabeza.
5. Creer en ti: el día que decidas confiar en todo lo que eres capaz de hacer, tu vida habrá cambiado.

Las decisiones tienen el poder de definir tu futuro. El lugar en el que estarás mañana, lo escogiste hoy.

Así que decide, en un segundo, puede ser muy tarde.

Comentarios de Facebook