Aumenta tus ventas metiéndote en la cabeza del comprador

Aquel que más vende no es quien tiene el mejor producto, sino quien piensa como su comprador.

Al hacerlo lograrás que piense en tu negocio y te meterás en su cabeza.

Precisamente, en la mente del consumidor es donde ganan o pierden las marcas.

Entonces te conviene estar allí.

Es así como todos tus esfuerzos en tu negocio, marketing y desarrollo del producto valdrán la pena.

Si quieres ser alguien, es fundamental tener la capacidad de ocupar un lugar importante en la mente de tu comprador.

Pero no por un momento sino de forma permanente.

Algo así como un cuento de hadas, felices para siempre.

Parece misión imposible pero si te lo propones podrás lograrlo.

Cuenta una historia que cautive al comprador

Es más fácil que tu usuario te recuerde si cuentas un bonito cuento.

Algo real que le permita conectarse contigo.

Darle humanidad a tu empresa.

Puedes intentarlo con:

-Cómo empezaste

-Quién eres

-Qué te inspira

-Cuáles son tus valores

-Crear un personaje o mascota

Quizás te toque ponerle algo de cabeza al asunto pero valdrá la pena.

Personaliza

No existe mejor manera de permanecer en la mente de tus clientes que hacerlos sentir especiales.

Para ello personaliza su experiencia con tu marca.

¿Cómo lo haces?

Dependerá de tu empresa o productos que ofreces pero algunas ideas pueden ser:

-Incluye un detalle con su compra

-Felicitalos en su cumpleaños

-Usa las redes para interactuar

-Interésate por sus preferencias y gustos

Encárgate de conocerlos y sabrás cómo crear algo especial para ellos.

A la vuelta de poco tiempo tendrás más que clientes, fans.

Sé diferente

¿Qué es aquello que te hace diferente?

Puede ser:

-Valores

-Modelo de negocio

-Calidad

-Atención

-Innovación

Decide cuál de ellos u otro, pero debes saber qué es eso que te hace especial.

La razón por la que tus clientes te eligen a ti.

Luego sácale el jugo y haz que todos lo sepan.

No te olvides de consultar a tus compradores algunos detalles que pueden marcar la diferencia.

Como por ejemplo:

-¿Qué les gusta de ti?

-¿Qué quieren que cambies?

-Eso que les disgusta

Hazlos partícipes de tu marca, que se sientan parte de ti.

Créeme que así estarás muchos años en su mente.

Se convertirán en tu familia.

Comentarios de Facebook