Aprende estos trucos para controlar tu ego

En otras oportunidades hemos hablado sobre el ego y lo que puede significar para ti.

Controlarlo te dará razones para triunfar o caer en la lona.

Depende de cómo decidas manejarlo. El ego puede ser una gran herramienta para aumentar tu autoestima.

Eso si, solo si no dejas que se convierta en narcicismo.

Existen formas de controlarlo para hacerlo trabajar en tu favor.

Cómo controlar tu ego

En tu vida necesitarás un poco de ayuda para conocerte y entenderte.

Pues es facil dejarte engañar por tu ego o esa “falsa imagen” que fabricas de ti mismo.

Por eso es importante no dejarte ofuscar y tener una visión clara de quién eres.

Pero sobre todo saber qué puedes lograr con lo que tienes.

Una buena forma de hacerlo es aplicando las siguientes ideas:

1. Ve las situaciones de tu vida desde diferentes ángulos

Tienes que aprender a identificar tu rol en cada episodio de tu historia.

Algunas veces te tocará liderar y otras ser seguidor.

Así es la vida, hoy estás. Mañana puede que no; con eso debes aprender a vivir.

2. Fórmate

Aprender cómo funciona tu mente te ayudará a entender muchas realidades.

Por eso la formación del conocimiento es importante. Nutrirte desde todo punto de vista siempre será una buena alternativa.

La ciencia de la vida es hallar la lógica a todo lo que sucede a tu alrededor y una buena forma de hacerlo es prestar atención a lo que el resto del mundo tiene por decir.

Debes abrir tu mente al conocimiento y entender que el ego positivo servirá para encontrarte a ti mismo.

Aprende a utilizar tu ego

La próxima vez que pienses en tu ego y creas que es algo negativo, piénsalo dos veces.

Recuerda que:

• El ego puede hacerte crecer, porque te invita a ser mejor.
• Podrás superarte a ti mismo.
• Si conoces bien tu ego lo manejarás positivamente.
• Te dará una perspectiva distinta de tu realidad.

El ego controlado, te abrirá las puertas del éxito. Una dosis correcta de ego te hará sentir bien con quien eres.

Pero además, te dirá con claridad, hacia donde vas.

En ocasiones lo que crees es malo, puede ayudarte a cambiar tu forma de vivir.

Si existe el color negro, también existe el gris.

Comentarios de Facebook