Aprende estas habilidades para que tus clientes te amen al infinito y mucho más allá

Cuidar la relación con tus clientes es lo que te hará un empresario exitoso.

Tienes tu emprendimiento o negocio en funcionamiento y has planeado las estrategias para cubrir cada aspecto.

Compras, manejo de personal, presencia digital, liderazgo y finanzas.

Solo por nombrar algunos.

Pero es probable que te hayas olvidado de cómo hacer que tus clientes te amen y sean fieles a ti.

Necesitas una estrategia para que se queden pegados a ti por el resto de tu vida que incluya lo siguiente:

Atención al cliente

El precio no siempre es el factor definitivo para que el cliente decida por un producto o servicio.

La atención que les brindas sí puede ser un elemento diferenciador.

El 70% de los consumidores sigue a una marca por tener una buena atención al cliente.

Toma en cuenta este dato.

Experiencias personalizadas para tus clientes

Ponte en el lugar de tus prospectos y usuarios por un momento.

Así podrás entender que están saturados de información.

Muchas marcas ofrecen sus productos y todas alegan ser las mejores.

Regálales la oportunidad de vivir momentos únicos.

Lo puedes hacer pensando en sus necesidades, en lo que buscan, no en lo que tú quieres vender.

Crea confianza

Convierte a tus clientes en buenos amigos.

Para ello tienes que ser real, lo que dices debe corresponder con lo que haces y ofreces.

Define tus valores, objetivos y políticas para que quienes te conozcan sepan lo que pueden encontrar en ti.

Brinda contenido que aporte

¿Qué le puede ofrecer tu marca a tus clientes o potenciales compradores?

Piensa en tu cliente ideal por un momento.

¿Qué está buscando?, ¿cuáles pueden ser sus necesidades?

Con esas respuestas genera una estrategia de contenido que contenga esos elementos.

Irás por buen camino para crear una comunidad que te ame y recomiende.

Pide retroalimentación

Por cada queja hay otros 26 clientes descontentos que han permanecido en silencio.

Si quieres clientes fieles a tu marca, pregunta qué les parece.

No tengas miedo a recibir una respuesta negativa.

Por el contrario váloralas y evalúa cómo puedes hacer algo al respecto.

Servicio post-venta

No dejes que el amor se acabe luego de recibir el dinero.

Cuesta seis veces más conseguir un nuevo cliente, que mantener a uno satisfecho.

Crea relaciones duraderas que permitan mantener la llama viva.

Cupones de descuento, lanzamiento de productos, eventos y menciones especiales a través de las redes sociales, pueden ser un ejemplo.

Mantener el amor es sencillo si prestas la atención adecuada a los detalles.

Comentarios de Facebook