Aprende cómo vender algo imposible

Vender es un arte necesario. El emprendedor que no sabe vender, simplemente no existe.

No importa a qué te dediques, siempre digo esto, tienes que saber vender.

Pero si trabajas en ventas o marketing no siempre te tocará vender algo sencillo.

No todo se trata de buscarle los atributos a un perfume o unos buenos zapatos.

A veces deberás encontrar bondades en lo que no parece tener ninguna.

Allí es donde se pondrán a prueba tus verdaderas habilidades como vendedor.

Aprende a vender cualquier cosa

Primero quiero que te saques de la mente la palabra:

Imposible.

Todo, absolutamente todo se puede vender. Sólo necesitas hacerlo de la forma correcta.

Tienes que venderle a la mente y no a la gente.

Ya en mi libro te explico bien el proceso. Pero siempre es bueno refrescar.

Cuando se trata de vender, no pienses solo en cosas materiales.

A veces puedes vender proyectos, ideas, propuestas y personas.

Es más, Siempre vas a tener que venderte tu mismo hasta con tu esposa e hijos. Si no lo haces, El fracaso familiar es seguro.

Cómo vender mejor

Las ventas forman parte de la vida misma. La mejor estrategia es:

Convertir lo que quieres vender en algo atractivo.

La idea es que al presentar eso que quieres te compren, las personas se emocionen.

Entonces debes buscar presentarlo de la forma más memorable posible.

Sin importar lo complicado que sea siempre habrá algo que haga a un producto o servicio especial.

Tu trabajo es encontrar esa característica que lo hace destacar entre otro similar.

Por ejemplo a la mayoría de las personas les parecen muy tiernos y suaves los cachorros

Así que usarlos para vender papel higiénico es una buena idea.

Piensa fuera de la caja

Otra gran idea es salirte completamente de contexto, no ser tan evidente.

Exprimirte el cerebro y el de tu equipo para poner a prueba tu creatividad.

No ser tan literal en cuanto a lo que quieras vender y quizás contar una historia al rededor de tu producto te pueda ayudar.

Apelar al humor también puede ser una buena opción, para ello necesitas de mucha asertividad.

Es fácil alejarte del objetivo si no lo tienes claro, recuerda qué quieres vender y no te distraigas.

Lo mejor que puedes hacer si quieres dedicarte a ello es buscar algo de inspiración.

Piensa en algún producto que te parezca imposible de promocionar, un laxante, servicios funerarios o tampones.

Busca como lo han hecho los expertos tratando de encontrar una estrategia que se adapte a lo que quieras conseguir.

Finalmente practica, hazlo como un juego con tu familia y amigos, el que te lo compre ya perdió.

Pero primero que todo, cree lo que dices. Si tu mismo no te compras la idea, nadie más lo hará.

Comentarios de Facebook