Aprende cómo comunicar mejor tus ideas

No se trata de lo que dices, se trata de cómo comunicar.

Esa es una premisa que debe seguir cualquier persona en la actualidad.

Aprender a comunicar mejor tus ideas es un arte que merece su práctica y estudio.

Que además perfeccionarás a punta de experiencia.

Varios estudios ratifican que el 80% de tu comunicación es no verbal.

Tus gestos, tu mirada, lo que no dices es lo que más habla de ti.

Así que es absolutamente necesario aprender cómo manejarte en esto de comunicar tus ideas.

Si no lo haces, seguirás pasando desapercibido.

Imagina que eres como un mago y tienes que sacar trucos bajo la manga.

Aquí te muestro algunos que te dejarán bien parado en cualquier escenario.

Aprende a comunicar con éxito

Como lo que dices tiene poco porcentaje con respecto a lo que comunicas, cualquier frase que salga de tu boca debe ser impecable.

¿Cómo lo haces?.

Usa palabras adecuadas para enganchar a tu espectador.

Por ejemplo:

Si: multiplica tu cantidad de si en cada conversación, todas las personas buscan aprobación y con esta palabra pasas la prueba.

Pero: Todo lo que digas antes de esta palabra queda eliminado para quien la escuche.

Sin embargo, lo que digas después será recordado así que úsala con cuidado.

Nada de: Quiero ser emprendedor, pero no tengo tiempo para eso.

– Nombres: Escucha con atención y aprende el nombre de tu interlocutor, al momento que quieras potenciar una idea mencionar su nombre al inicio hará cumplir tu objetivo.

Cómo hablar utilizando la persuasión

No puedes obligar a nadie a hacer lo que tú quieres.

Ni siquiera puedes lograrlo con tu hijo, imagina con un cliente o compañero de trabajo.

Lo que sí puedes intentar es persuadirlos para lograr convencerlos.

Ten en cuenta que las personas con las que hablas (y tú también) están expuestos a demasiada información y el cerebro busca el camino más rápido.

Es tu trabajo regalarles un atajo, persuadirles para que sigan tu camino y tomen la decisión que a tí te convenga.

Bien sea cerrar una venta, crear una relación, hacer un buen trato.

Tienes que abrir el camino, de lo contrario nunca llegará hasta ti.

Abre y cierra el telón

La apertura es primordial, los primeros 15 segundos son claves para captar la atención de una persona.

Aprovecha para expresar la parte central de tu idea y comunicar tu mensaje.

De igual manera ocurre con el final, debe ser inolvidable. Ahí tienes que imprimir con fuerza el contenido de tu idea.

Haz algún gesto enfático con las manos que le haga recordar a tu audiencia la importancia y contundencia de tu mensaje.

Puede ser una pregunta, un llamado a la acción o alguna frase que lo invite a tomar una decisión.

Ese algo que lo deje pensando en el mensaje que le acabas de comunicar.

Así que ya lo sabes, cero excusas.

Ahora te toca a ti, empieza a poner en práctica los trucos que te acabo de enseñar.

Conviértete en el dueño de tu escensario.

Luego me cuentas si lograste deslumbrar.

Comentarios de Facebook