Aprende a transformar tu vida alejándote de las limitaciones

Transformar tu vida puede ser sencillo si aprendes a vivir sin limitaciones.

Puedes estarlo haciendo hoy y ni siquiera darte cuenta, a mí me pasó.

Deja de bloquear las oportunidades en tu vida, basta de decirte NO a ti mismo.

Todos los días se abren nuevas puertas a caminos grandiosos pero tú te encargas de cerrarlas sin asomarte.

Toma consciencia de las veces que te frenas a ti mismo o no sueñas lo suficientemente grande.

Es probable que aconsejes a otros sobre sus propias las capacidades y todo lo que pueden conseguir y…  ¿qué hay de ti?

¿Cuántas veces has pensado demasiado las cosas o rechazado una propuesta sin siquiera considerarla?

¿Qué tan rápido pierdes la fe en ti mismo? y ¿cuánto te cuesta subirte el ánimo para seguir adelante?

La frase “esto no es para mí” ¿te suena familiar a tu cerebro?

Te estás limitando

Haz planes a corto plazo

Intenta hacerlo diferente para que grandes cosas empiecen a pasarte y dejes de limitarte a ti mismo.

Comienza con metas pequeñas que puedas medir y ajustar cada 90 días.

Este es un tiempo prudencial para jugar con tu mente y decirle “haz la prueba ¿qué es lo peor que puede pasar?”

Aunque también puedes lograr cosas importantes.

Crear nuevos hábitos como ejercitarte y alimentarte saludablemente o aumentar tu productividad en el trabajo.

Ayuda a tu mente a transformar tu vida sin limitaciones

Tu cerebro solo trabaja en base a lo que conoce o ha hecho antes.

Entonces si es la primera vez que creas un nuevo negocio o empiezas a buscar clientes como emprendedor, es normal que pongas resistencia.

Considera incluir elementos que manejes con experiencia y naturalidad.

Busca ayuda, pregunta y consulta con los que saben.

Muchos están dispuestos a ayudarte, no empieces a limitarte.

Lo único que te está limitando en la vida es tener la convicción de que las barreras existen, entonces elige correctamente en qué creer.

Cuida tus pensamientos y palabras cuidadosamente, todo lo que pasa por tu mente genera una reacción real en tu vida.

Muchas veces tomas a la ligera lo que dices y piensas sin detenerte a considerar cómo puede afectarte.

Por último pero no menos importante pon la vara alta.

Aférrate a la creencia de que todo es posible aunque parezca inalcanzable.

Si puedes imaginarlo, puedes conseguirlo.

Trabaja cada día en aquello que creas y transforma tus limitaciones en opciones.

Tus excusas en razones y tus NO PUEDO en buscaré la manera de hacerlo.

Eres responsable de los resultados que obtienes en tu vida.

¿Seguirás sentado en el sofá esperando o te moverás para lograrlo?

Comentarios de Facebook